El secretario general del PSOE de Almería, José Luis Sánchez Teruel, ha admitido que la situación en la que se encuentra el alcalde de Albox, Rogelio Mena, "no es cómoda" aunque ha trasladado que la dirección provincial va a "esperar acontecimientos" en la causa penal en la que ha sido procesado tras abrirse juicio oral contra él para adoptar una decisión sobre su idoneidad como candidato de cara a las elecciones de mayo de 2015.

"Es una situación complicada que estoy convencido de que se podía haber evitado y gestionado de otra forma", ha dicho Sánchez Teruel, quien ha expresado su confianza en que Mena pueda ser "absuelto" en un procedimiento que, a su juicio, "debería haber terminado en el ámbito administrativo" al tratarse de la denegación de información al portavoz de la oposición y no es, por tanto, "un caso de corrupción".

En el transcurso de un desayuno informativo para hacer balance del año, el líder de los socialistas almerienses ha asegurado que, si bien el resultado del proceso "puede afectar o no" a la candidatura a la Alcaldía albojense, las normas del "propio PSOE no permiten mantener en el tiempo ni en las candidaturas a los afectados por corrupción, lo que no es el caso".

"A partir del 7 de enero se inicia el proceso de elaboración de candidaturas que concluirá a finales de marzo, así que vamos a esperar acontecimientos porque ahora mismo hay recursos pendientes en la Audiencia Provincial", ha apuntado en referencia a la impugnación del auto de procedimiento abreviado sobre la que tiene que decidir el tribunal de la Sección Segunda.

Interpelado sobre si la situación en torno a Mena "mancha el mensaje de transparencia y contundencia contra la corrupción" de los socialistas, Sánchez Teruel ha reiterado que no es "evidentemente agradable" aunque ha vinculado la citada situación a "conflictos que trascienden la esfera política y que se suelen dar en la vida local en algunos casos".

Al hilo de esto, ha considerado que existe "un componente personal" que, a su juicio, ha llevado a que "el tema se encone de manera desagradable, lo que no me gustaría que se hubiese producido" y ha cuestionado la figura del portavoz del grupo municipal del PP, Juan Pedro Pérez Quílez.

"Está peleado con sus concejales, no se hablaban antes de dimitir y ni siquiera fue capaz de pedir a su compañera y candidata a la Alcaldía, presidenta de la comisión de cuentas, la información cuyo acceso demanda", ha apuntillado.

Sánchez Teruel también se ha pronunciado por la estrategia adoptada por Mena, quien el lunes emitía un comunicado en el que tachaba de "maniobra política" la apertura de juicio oral contra él por "impedir" presuntamente de forma "constante" la labor de oposición del PP al denegarle "sistemáticamente" diversos expedientes de contratación y facturas relativas a tres empresas incluidas en el Plan de Pago a Proveedores.

El regidor, que se enfrenta a dos años y seis meses de inhabilitación para empleo o cargo público, apuntaba, asimismo, que el auto emitido por el Juzgado de Instrucción 3 de Huércal-Overa tiene como fin "impedir que me presente a las elecciones".

"Las decisiones de los jueces merecen el máximo respeto de los que estamos en la vida pública y, lo que yo haría, es que, desde ese máximo respeto, actuar para defender lo que creo justo pero con las reglas de juego y mediante los mecanismos de defensa que marca la ley. Eso es lo que se debe hacer y no valorar nunca una decisión judicial me guste más o menos", ha afirmado.

PARTALOA

Con respecto a la situación en el Ayuntamiento de Partaloa, el líder del PSOE almeriense ha subrayado que desde la dirección provincial "no reconocemos como nuestra" la corporación integrada por tres ediles socialistas que dan apoyo a un alcalde del PP y ha indicado que ese pacto "grave" les sitúa "fuera de nuestra órbita".

No obstante, ha reconocido que no le consta que se haya resuelto con expulsión los expedientes abiertos a los tres concejales aunque ha matizado que, si del procedimiento abierto contra ellos se sustancia, en "función de los resultados tomaríamos la decisión coherente".

Cabe recordar que la Fiscalía va a solicitar penas individuales de ocho años y seis meses de inhabilitación especial para el alcalde de Partaloa, José González (PP), y los concejales del equipo de gobierno Enrique Montalvo, Antonio Peñuela y Federico Molina, todos del PSOE, acusados de cesar en agosto de 2011 al secretario-interventor del Ayuntamiento "a sabiendas" de que el acuerdo que estaban adoptando "no se ajustaba a la legislación vigente".

Por otro lado, Sánchez Teruel ha criticado con dureza que el PP no haya cesado al alcalde de Fines, Rodrigo Sánchez, tras ser condenado en primera instancia a prisión por construir sobre no urbanizable en una finca de su propiedad.

"Actitudes como las del PP con el alcalde de Fines son inaceptables y es intolerable que justifiquen su continuidad en que es un tema privado cuando está condenado por un delito urbanístico, lo que es un mal ejemplo para la ciudadanía. Si tuviesen decencia dimitirá y se marcharía", ha apuntillado para remarcar que, si no lo hace, es por que el presidente, Gabriel Amat, "no está por la labor de limpiar la vida pública de cualquier comportamiento indecente y que esa es su vara de medir".

Al hilo de esto, ha manifestado que está situación, así como los ceses de los alcaldes de Somontín y Cantoria, Ramón Rueda y Pedro Llamas tras ser condenados, es "consecuencia" de que el PP y Amat "gestionan las instituciones en las que gobiernan como un cortijo" lo que, según ha remarcado, se evidencia "en que Amat y su corporación han pasado este año por el despacho del juez imputados".

"Está claro que es año del declive del PP, que empieza a perder hegemonía tras una década de apoyo importante. Los síntomas de desmoronamiento son claros y van a perder más poder aún sobre todo por engañar a la gente", ha concluido para desear que 2015 "sea el año en que los ciudadanos recuperen la confianza en la política y en los políticos".

Consulta aquí más noticias de Almería.