Tener más tiempo para disfrutar con la familia es la principal petición que los andaluces le hacen al año nuevo, según el Barómetro Cofidis de la Ilusión, que también señala que conseguir un trabajo y viajar son otras de las prioridades de los andaluces para 2015.

Para el año nuevo, conseguir un trabajo cae del primer puesto que ocupaba la anterior edición al segundo y pasar más tiempo con la familia ocupa la primera posición con un 31 por ciento. Las prioridades de la comunidad andaluza difieren de las ilusiones de los españoles, que este año han sido en primer lugar hacer un viaje (39 por ciento), tener más tiempo para estar con la familia (29 por ciento) y conseguir un trabajo (23 por ciento).

En 2014 los andaluces han ganado un punto en ilusión y se han mantenido en la décima posición en el ranking de las comunidades más ilusionadas de España en 2014, una clasificación que lideran País Vasco, Castilla y León y Navarra. A nivel nacional, los españoles han perdido un punto de ilusión este año.

A pesar de la mejora de los datos macroeconómicos en los últimos meses, el estudio muestra que la sociedad española tiene menos proyectos y menos esperanza en conseguirlos. Sin embargo, la situación laboral se plantea más optimista para los que sí tienen trabajo. En 2014 un 40 por ciento de los que se plantean conseguir un aumento de sueldo creen que lo conseguirán, frente al 35 por ciento del año pasado.

En el área personal los andaluces valoran mucho su cuidado personal, pues para el 26 por ciento hacer deporte sería una actividad que les gustaría poder llevar a cabo en 2015 así como cuidar la alimentación, estudiar y formarse con un 19 por ciento y tener más tiempo para uno mismo (17 por ciento).

El estudio muestra que la juventud sigue siendo un factor para un mayor grado de ilusión en la comunidad. Los jóvenes andaluces en general (62 por ciento) son los perfiles más ilusionados, mientras que la población de entre 35 y 55 años son los menos ilusionados (58 por ciento).

Por el contrario, el sexo sigue sin ser un factor que influya en nuestra percepción sobre el índice de la ilusión. Hombres y mujeres alcanzan el mismo índice de ilusión (60 por ciento). Sin embargo, la ilusión de los solteros (65 por ciento) es considerablemente mayor que la de los casados (58 por ciento).

En la etapa laboral, el trabajo sigue sin ser un factor determinante en el grado de ilusión por la vida. Los parados (63 por ciento) superan en un punto a trabajadores, mientras que los jubilados y las personas que declaran dedicarse a sus labores están por debajo de la media en cuanto a ilusión.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.