Guardia Civil
Un agente de la Guardia Civil. ACN

La Guardia Civil ha detenido en Almería y Ceuta a tres personas, dos hombres de nacionalidad marroquí y una española, que simularon el secuestro de la novia de uno de ellos para cobrar un rescate de 50.000 euros y amenazaron con acabar con su vida o integrarla en una red de prostitución.

El Instituto Armado ha informado de que los tres detenidos en el marco de la operación Algarroba habían ideado un plan simulando el secuestro de la novia de uno de ellos.

Las investigaciones comenzaron tras la denuncia formulada por una mujer marroquí, residente en Málaga, sobre el secuestro de la novia de su hermano, cuyos captores le habían exigido, mediante llamadas telefónicas, un rescate de 50.000 euros para ponerla en libertad o acabarían con su vida.

El secuestro

Durante la investigación, la denunciante informó de que su futura cuñada, residente en Ceuta, se había desplazado a Almería para una revisión médica acompañada por otra mujer, que regresó a Ceuta, y que la supuesta víctima decidió quedarse en Almería unos días, momento en el que sus captores la secuestraron.

También se supo que la mujer a la que solicitaban el rescate había mantenido breves conversaciones telefónicas con uno de los supuestos secuestradores y con la propia secuestrada, poniendo esta de manifiesto las graves vejaciones sexuales a las que estaba siendo sometida y los golpes que recibía.

Las sospechas sobre el hipotético secuestro se acrecentaron cuando el hermano de la extorsionada contactó con ella desde Marruecos rogándole desesperadamente que abonara el dinero del secuestro.

El secuestro había sido simulado y planificado por el hermano de la extorsionada, una mujer española y por un amigo común afincado en Almería Tras varios días de investigación, la Guardia Civil identificó un cortijo en la localidad de El Ejido (Almería) donde podía encontrarse la secuestrada, por lo que los agentes accedieron al interior y comprobaron que el secuestro había sido simulado y planificado por el hermano de la extorsionada, una mujer española y por un amigo común afincado en Almería.

Los investigadores lograron descartar la implicación de la mujer que aparecía en las fotografías enviadas a la extorsionada por el hermano de la denunciante, ya que estas se correspondían con imágenes de una mujer que aparecía en múltiples páginas webs de "contactos y relaciones", por lo que se encontraban al alcance de cualquier usuario de internet.

Durante la operación se detuvo a las tres personas, dos de ellas en el cortijo de El Ejido (Almería) y la tercera, hermano de la denunciante y novio de la supuesta víctima, al llegar a Ceuta procedente de Marruecos.

Consulta aquí más noticias de Almería.