El Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Ceuta, donde ocupa 17 de sus 25 escaños, ha aprobado este lunes de forma definitiva el Presupuesto de la Ciudad Autónoma para 2015, un documento que en términos consolidados (con su sector público periférico incluido) eleva su techo de ingresos y gastos a casi 274 millones, un tres por ciento por encima de sus cifras para este año.

El consejero de Hacienda, Economía y Recursos Humanos, Emilio Carreira (PP), ha defendido que las cuentas públicas elaboradas, en las que apenas se han introducido cambios en el trámite de exposición y alegaciones, tienen como prioridad "la mejora de los servicios públicos" y la recuperación de la inversión pública, que llegará a 24 millones.

Según las estimaciones del Gobierno que preside Juan Vivas, el volumen de recursos destinado "directamente" a ayudas sociales para combatir la pobreza y la exclusión llegará el año próximo a 16 millones de euros, lo que convertirá a Ceuta en "la ciudad con el catálogo de servicios sociales más amplio del país".

No obstante, el Ejecutivo autonómico no piensa seguir elevando ese listón para no alimentar el "efecto llamada" que según su interpretación ha hecho crecer, a fuerza de ofrecer distintos tipos de ayudas y recursos públicos, el censo local hasta cerca de 85.000 residentes.

El líder de la oposición en la Asamblea, Mohamed Ali (Caballas), ha afeado al PP que con su presupuesto "olvida" los que a su juicio son "los tres principales problemas" de los ceutíes: la falta de vivienda, el alto nivel de desempleo y a la juventud.

Además, ha denunciado que el documento "congela" la Política Social y no contribuye a "regenerar políticamente" la institución con "despilfarros" que los localistas querrían erradicar como las dietas para desplazamientos de altos cargos, que se mantienen en hasta 240 euros al día.

El portavoz del PSOE, José Antonio Carracao, ha defendido que su partido no presentase ninguna alegación al proyecto de cuentas públicas porque "no podemos enmendar el camino de Vivas porque no es el que la Ceuta actual demanda y los cambios que han de acometerse son muchos más profundos".

En contraposición, ha aprovechado su turno en el uso de la palabra para exponer lo que harían los socialistas si gobernasen, entre otras cosas eliminar la imposición indirecta para los productos destinados "a cualquier forma de actividad industrial en la ciudad" y la creación de una Central de Compras para todo el sector público "con el único criterio del mejor precio" porque "el dinero de los ceutíes es sagrado y hay usarlo de la mejor forma posible".

Carracao también ha propuesto "adelantar" el pago de la deuda financiera de la ciudad, que aún sobrepasa los 200 millones de euros, "sacrificando ornato y obras de embellecimiento que a todo gobierno les gustaría poder hacer pero que solo los irresponsables anteponen a lo que de verdad es interés general".

Consulta aquí más noticias de Ceuta.