El pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha rechazado este lunes una moción promovida por IU-CA que reclamaba al Gobierno central del PP una nueva moratoria, de diez años de duración, para todos aquellos negocios y establecimientos con contratos de alquiler de renta antigua. IU-CA avisa de que al expirar el 1 de enero la prórroga de 20 años acordada en 1994 para esta tipología de contratos, muchos de estos negocios afrontan el "cierre" a cuenta de las exigencias del actual mercado inmobiliario, pero el PP, cuya mayoría absoluta ha servido para tumbar la moción, considera que 20 años ha sido tiempo "suficiente" para la adaptación de estos negocios.

La portavoz adjunta de IU-CA, Josefa Medrano, ha advertido de que una vez que el 1 de enero haya vencido la prórroga de 20 años que la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994 establecía para los locales de negocio con contratos de renta antigua, los comercios y establecimientos tradicionales de la ciudad que gozan de contratos de arrendamiento de renta antigua afrontan una revisión de tales contratos con un previsible alza "inasumible" de los precios. "Serán precios altamente especulativos", ha avisado.

Medrano ha manifestado que "en esta tesitura" se encuentran unos 30.000 comercios de toda Andalucía en los que trabajan unas 90.000 personas. La expiración de estos contratos de renta antigua y la actualización de los precios que estos negocios pagan por el alquiler de sus respectivos locales, según Medrano, puede abocar "al cierre" a la mayoría de estos comercios "tradicionales", dado que este giro llega en plena crisis y con los niveles de consumo muy reducidos respecto a años anteriores.

El posible cierre de estos "comercios tradicionales y de cercanía", que incluso constituyen un "atractivo turístico" propio de la ciudad, implicaría que sus locales caigan en manos de la "especulación", es decir "de las franquicias y de las multinacionales", según la concejal de IU-CA, quien explica que los comerciantes, en su mayoría "microempresarios y autónomos", aceptan "actualizar sus alquileres", pero "de forma progresiva y flexible".

Dado el caso, la moción reclamaba instar al Gobierno central a aceptar una nueva moratoria de diez años para todos los locales comerciales de renta antigua, al objeto de propiciar una negociación y la creación de "alternativas" que posibiliten la "salvación" de estos comercios tradicionales y de cercanía.

Dos décadas de prórroga

El concejal de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo, Gregorio Serrano, ha manifestado de su lado que el Gobierno local es "consciente del problema", pero ha matizado que 20 años de prórroga es un periodo "razonable, más que suficiente", para que estos negocios acordasen la revisión de sus contratos de alquiler con los propietarios de los espacios en los que funcionan, recordando que la propia regulación de 1994 estipulaba "mecanismos para paliar" los contratiempos que encontrasen los negocios inquilinos.

Serrano ha señalado además que en algunos casos, los dueños de los espacios ocupados por negocios de renta antigua son "pequeños propietarios", considerando que una nueva prórroga podría derivar en una cierta "inseguridad jurídica" y desgranando diferentes "planes" promovidos por las administraciones en favor del sector del comercio. Por el PSOE, la concejal Susana López ha recordado que los socialistas ya promovieron en el pasado una moción similar y ha augurado una "pérdida de puestos de empleo y la desaparición de actividades comerciales singulares", principalmente "en el casco histórico".

Después de que Medrano no aceptase votar por separado los diferentes puntos de la moción, que incluía otros aspectos complementarios en materia de apoyo al comercio, la misma no ha prosperado al votar a favor IU-CA y PSOE, pero oponerse el PP, que goza de mayoría absoluta.

En cuanto a la moción de IU-CA reclamando la "paralización inmediata" del proyecto de construcción de un campo y una escuela de golf en Los Bermejales, pues en aquellos suelos estaba prevista la creación de un pabellón polideportivo y una piscina cubierta, la propuesta, el resultado de la votación ha sido el mismo, es decir ha sido rechazada con el apoyo de IU-CA y PSOE y el voto contrario del PP.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.