Nablus, Cisjordania
Nablus, Cisjordania. STREET VIEW

Un adolescente palestino murió este lunes y otro resultó herido por fuego del Ejército israelí cuando presuntamente arrojaban piedras cerca de un puesto de control militar en el norte de Cisjordania, informaron testigos en la zona y fuentes oficiales.

El suceso ocurrió cerca del puesto de control militar de Tapuaj, en el distrito de Nablus, conocido por los palestinos como Zaatara.

Vieron a palestinos arrojando rocas desde una colina a una carretera por la que pasaban coches y abrieron fuego para impedirlo

Según la agencia de noticias Maan, uno de los palestinos, Nael Thiab, de 19 años, fue evacuado a un hospital de Nablus con heridas graves, mientras que fuerzas de seguridad palestinas confirmaron a este medio haber recibido una llamada del Ejército israelí confirmando que tenían en su poder el cadáver de otro.

La segunda víctima fue identificada como Imam Yamin A-Safir, de 16 años.

Un portavoz del Ejército israelí explicó al portal digital Ynet que fuerzas en el terreno vieron a palestinos arrojando rocas desde una colina a una carretera más abajo por la que pasaban coches y que abrieron fuego para impedirlo.

Según este medio, el adolescente recibió asistencia médica en el lugar de los hechos por parte del Ejército israelí y luego falleció a causa de las heridas.

La muerte de A-Safir eleva a 50 los palestinos muertos a manos de fuerzas israelíes en Cisjordania en 2014, según cálculos de Maan.