La concejal delegada de Hacienda y Recursos Humanos del Ayuntamiento de Sevilla, Asunción Fley, ha asegurado que la capital no perderá financiación ni de la Participación de Ingresos del Estado (PIE), ni de los tributos de la Comunidad Autónoma de Andalucía (Patrica) ante la bajada de la cifra de empadronados, que pasa de 700.169 a 1 de enero de 2013 a 696.676 ciudadanos, aunque sí dos concejales. "Aunque no es alentador, es una realidad en toda España", afirma, tras achacar la situación a la crisis y al retorno de inmigrantes a sus países de origen.

Fley ha realizado estas declaraciones después de que el Pleno municipal tumbara, con el voto contrario del PP y a favor del PSOE y de IU, una moción planteada por los socialistas en la que pedían medidas para frenar el descenso de personas empadronadas. Así, mientras que el PP entiende que está actuando y que por eso Sevilla "es la ciudad que menos cae de España", la oposición afirma que tales medidas del gobierno local no existen y exige que "se deje de estar de brazos cruzados".

La propuesta socialista pedía el desarrollo de una campaña de empadronamiento, la distribución de una carta de servicios públicos a los que se puede acceder, la creación de una tarjeta única para los empadronados que integre todos los servicios existentes, desde el pago en Tussam hasta la entrada a un teatro o museo, así como ofertas en comercios; además del impulso de un plan de vivienda pública a precios asequibles, con especial importancia del alquiler y las ayudas a la rehabilitación, y bonificaciones específicas para los empadronados en determinados servicios. También, solicitaba un servicio de atención al inmigrante.

Fley asegura que no está "feliz" de perder un número "importante" para Sevilla, como son los 700.000 habitantes, por lo que "no banalizo la pérdida, pero sí elimino el alarmismo", mientras que "se trabajará para que se puedan recuperar habitantes lo antes posible".

"Nos preocupa, pero no se puede hacer más. Se pueden hacer campañas y políticas, algo que hacemos, pero no podemos hacer magia", recalca, asegurando que se han hecho "multitud de actuaciones para mantener el censo lo más adecuado posible, un programa de padrón a domicilio, una carta de servicios que evalúa continuamente la calidad de éstos, además de contar con una base de datos de extranjeros".

Para Fley, se ha hecho "todo lo que está en nuestra mano para atraer personas, lo que se demuestra en que es mucho menor la caída en Sevilla que en otras ciudades similares". Además, insiste en que no se perderá financiación porque en la PIE no se participa de acuerdo a la población sino que se obtiene la cesión de acuerdo a los ingresos. "Respecto de la Junta, se prevé que si hay alguna pérdida sea mínima", añade, matizando que "es verdad que se pierden dos concejales, pero sólo eso".

Por su parte, el portavoz socialista, Juan Espadas, ha dudado de las medidas que Fley asegura que se han puesto en marcha y deja claro que no hace responsable a Zoido de la pérdida de población pero sí de "no haber intentado tomar alguna medida para paliar la situación". "No se ha hecho absolutamente nada", sentencia.

"ahora se minimiza lo que antes era un 'ÉXODO' Y UN 'MAZAZO'"

Además, se pregunta por qué ahora el Ayuntamiento "minimiza" la pérdida de población y "dice que sólo habrá dos concejales menos, mientras que cuando estaba en la oposición Zoido tachaba de 'éxodo masivo' y 'mazazo tremendo' el bajar de 700.000 habitantes, asegurando que supondría una bajada de ingresos y apuntando a la falta de viviendas y de estímulo para captar empresas". "Aplíquese sus declaraciones ahora alcalde", recalca Espadas, ante lo que Fley defiende a Zoido afirmando que Sevilla entonces era "la única que perdía habitantes por sus impuestos caros, viviendas malas y malos servicios".

Igualmente, la concejal de IU Josefa Medrano se ha sumado a la propuesta de Espadas y ha asegurado que si realmente el equipo de gobierno de Zoido está preocupado por la pérdida de población y considera que la batería de propuestas socialistas son correctas "por qué no se ha votado a favor".

"Son medidas que no se están haciendo ni se quieren hacer. Una votación unánime hubiera sido bueno para la ciudadanía de Sevilla", recalca, lamentando la "falta" de iniciativas para frenar la marcha de la población de la capital andaluza.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.