Ezentis afronta vencimientos de deuda en 2015 por valor de 88,2 millones de euros procedentes en su mayor parte de proveedores y otros acreedores, si bien cifra en 94 millones los recursos financieros disponibles para atender estas exigencias.

Según se aprecia en las respuestas remitidas por Ezentis a un requerimiento de información de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), estos recursos se desglosan a razón de 18,5 millones procedentes de tesorería, dos millones de activos corrientes y 73,5 millones de clientes.

Una cifra muy inferior, de 498.000 euros, puede generarse de la caja disponible en sus filiales argentinas, en las que la empresa reconoce la existencia de "dificultades operativas" para la "repatriación" de estos recursos.

Tras 2015, los vencimientos anuales de deuda de la empresa se reducen, hasta quedar en 16 millones en 2016, en 6 millones en 2017, en 4 millones en 2018 y en 11 millones en 2019 en adelante. De esta forma, los vencimientos totales ascienden a 127 millones de euros.

La CNMV también pide información a Ezentis acerca de un procedimiento de derivación de responsabilidad tributaria iniciado por la Agencia Tributaria procedente de la compra por parte de la empresa de un 50,01% de Vértice Trescientos Sesenta Grados.

Una parte de la compra se realizó mediante la cancelación de una deuda de 7,5 millones del vendedor, a pesar de que en ese momento la Hacienda Pública tenía derecho preferente a cobrar sus deudas. La operación afectó a la capacidad de la Agencia Tributaria de cobrar en su totalidad lo que le debía Vértice Trescientos Sesenta Grados.

No provisiona la reclamación.

Hacienda ha iniciado un procedimiento de responsabilidad en el que exige 9 millones, cuyo contenido "rechaza" Ezentis, que no ha otorgado garantías a la Agencia Tributaria y que dice desconocer si los responsables anteriores lo habían hecho.

Ezentis no ha hecho provisiones por este asunto ni en las cuentas de 2013 ni en las formuladas hasta septiembre de 2014, al tiempo que ha presentado sus alegaciones como parte de este litigio, en las que "entiende que no concurren circunstancias que permitan la derivación de responsabilidad tributaria".

Sin embargo, la empresa "considera posible que la resolución final de este asunto pueda dar lugar a una salida de recursos", lo que, de producirse, quedará debidamente desglosado. Pese a ello, no prevé hacer provisiones al tratarse de un "pasivo contingente".

Advertencia del auditor.

Los registros de la CNMV recogen además un párrafo de énfasis del auditor de Ezentis, PwC, en el que se expresa la "existencia de una incertidumbre significativa sobre la capacidad de la sociedad para continuar con sus operaciones".

La empresa perdió 47 millones en 2013 y su pasivo excedía los activos en 26,8 millones, al tiempo que el patrimonio neto había descendido a menos de la mitad del capital social.

En todo caso, el auditor recuerda que la junta general de accionistas ha recibido la propuesta de acuerdos tanto de reducción como de ampliación de capital "cuya finalidad es restablecer el equilibrio patrimonial".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.