Los trabajadores del Consorcio Escuela de la Madera de la Junta de Andalucía (Cemer), ubicado en Encinas Reales (Córdoba), han iniciado este lunes un encierro en las instalaciones en señal de protesta ante "el trato indigno y las continuas mentiras" del Gobierno regional, que tiene impagos acumulados desde principios de año.

Así lo destacan los trabajadores en una nota, en la que explican que el encierro es consecuencia del "impago por parte de la Junta de Andalucía de 13 nóminas, así como el impago de becas a alumnado, proveedores, etc. desde el mes de enero de 2014, unido al trato recibido por parte de la administración, que a día de hoy mantiene a los trabajadores con la incertidumbre de cómo terminará esta difícil situación".

En este sentido, detallan que "tras la última noticia publicada el 18 de diciembre no sólo en medios de comunicación, sino en la página web de la Consejería de Educación de la Junta, donde el consejero, Luciano Alonso, decía que 'aquellos consorcios que tengan sus expedientes justificados al 100% podrán percibir el 25% pendiente de las convocatorias anteriores así como el 75% de la última convocatoria del año 2013".

En esta situación, según destaca, se encontrarían la Escuela de Hostelería de Cádiz, la Escuela de la Madera de Encinas Reales de Córdoba, el Consorcio Escuela de Joyería de Córdoba y el Consorcio Escuela de Formación de Artesanos de Gelves de Sevilla', a fecha 26 de diciembre el Cemer no ha percibido ningún dinero".

Según indican, esta publicación ha sido "el desencadenante" que ha motivado que el personal del Cemer se encierre en las instalaciones del consorcio escuela como "única alternativa de protesta aun por desarrollar ante el continuo trato vejatorio que están padeciendo durante el último año".

Además, señalan que en sus últimas declaraciones, el consejero de Educación "se jacta de la implantación de un nuevo modelo de formación profesional para el empleo que garantice continuidad y ante todo de la transparencia de su gobierno", aunque, según agregan, "lo cierto es que cada día actúan de forma más indigna".

Al respecto, advierten de que "no sólo hacen creer a todo el mundo mediante publicaciones en prensa que todo se ha arreglado, sino que siguen buscando problemas que justifiquen el impago de la deuda al Consorcio Escuela de la Madera, cuando en realidad, todo el problema de gestión es fruto de la incompetencia y de los manejos políticos existentes en la Junta", censura el personal del Cemer.

Es por todo ello que este lunes han iniciado un encierro como protesta "tras un año que termina como empezó, con impagos, inseguridad por la continuidad y condiciones del personal y de la formación profesional que se imparte en el centro, y un trato que ningún trabajador que desempeñe su trabajo a diario debería recibir, menos por parte de la Administración Pública".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.