El Ayuntamiento de Salamanca ha creado una nueva zona ajardinada y ha ampliado la acera en el último tramo de la calle Vaguada de la Palma, frente a la Instituto que lleva el mismo nombre que la vía, para "dignificar" una de las entradas a la ciudad, en el casco histórico, y facilitar la accesibilidad a las personas con movilidad reducida.

La actuación, según confirmaron a Europa Press fuentes municipales, ha permitido sumar a la ciudad 465 metros cuadrados de zonas verdes en una parcela que se encontraba en tierra y era utilizada como aparcamiento improvisado al que se accedía atravesando la acera.

En la actualidad se ha creado un nuevo espacio verde y se ha ampliado la acera del último tramo de esta vía para mejorar la accesibilidad de las personas con dificultades de movilidad.

Las obras han comprendido, además, la limpieza y el saneamiento de un tramo de la muralla bajo la supervisión de un equipo de arqueología a fin de garantizar la seguridad de la cerca antigua.

Con el objetivo de dar continuidad a la estética que existe bajo el Teso de San Vicente, se ha construido un muro de hormigón de granito igual que existía en dicha zona.

Esta mejora urbana se ha realizado con un presupuesto de 26.669 euros.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.