Universidad Estatal de Moscú
Fachada de la Universidad Estatal de Moscú, en Rusia. WIKIPEDIA

La Universidad Estatal de Moscú ha puesto en marcha un proyecto cuya ambición sólo es comparable al mito bíblico del Arca de Noé. Y es que el centro educativo más importante de Rusia va a recopilar ADN de todos los seres vivos existentes para congelarlos y preservarlos.

"Yo llamo al proyecto 'El Arca de Noé'. Supone la creación de un banco de datos para almacenar cada ser vivo de la Tierra, incluyendo también los que han desaparecido o se han extinguido. Es el reto que nos hemos puesto", anució el rector de la Universidad, Viktor Sadivnichy.

"Nos permitirá congelar y almacenar diferentes materiales celulares, que se podrán reproducir. Además, contendrá sistemas de información", añadió el rector.

El proyecto está previsto que se complete en 2018 y su ubicación estará en uno de los campus de la Universidad. En el proyecto están colaborando todos los departamentos de la Universidad, aportando muestras, así como el Jardín Botánico, el Museo Antropológico y el Museo Zoológico. Este moderno 'Arca de Noé' cuenta además con una aportación económica del Gobierno ruso de 194 millones de dólares.