El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, augura que la institución que preside cerrará también el ejercicio presupuestario de 2014 con excedentes económicos o superávit, anunciando su propósito de promover un nuevo reparto de ese dinero entre los municipios para que los ayuntamientos acometan actuaciones y obras, del mismo modo que en la primera fase del denominado "plan Supera".

En una entrevista con Europa Press, Rodríguez Villalobos ha tratado la aplicación de los excedentes económicos procedentes de las liquidaciones de los ejercicios presupuestarios 2012 y 2013 de la Diputación. En concreto, la liquidación del ejercicio presupuestario 2012 arrojaba un excedente de 39,3 millones de euros y la de 2013 más de 25 millones. La Diputación, como es sabido, promueve el gasto de los citados 39,3 millones en actuaciones propuestas por los ayuntamientos y canalizadas por los mismos, mientras ha resuelto invertir en la mejora de su propio patrimonio y de políticas generales para la provincia los 25 millones de 2013.

El presidente de la Diputación, en ese sentido, ha dicho comprender que "los alcaldes, políticamente, no puedan vender igual a sus vecinos el arreglo o adecuación de una calle o un parque infantil dentro del municipio, que la adecuación de una carretera que llega al municipio", en referencia a las diferencias del objeto y fórmula de aplicación de cada una de las ediciones del denominado "plan Supera".

La "responsabilidad" de la diputación

Igualmente, ha dicho entender que no calen en la ciudadanía ciertos aspectos financiados con cargo a los 25 millones de 2013, como la adquisición de maquinaria y equipos para actuaciones en conservación de zonas verdes o la renovación de equipos informáticos en las administraciones locales, pero ha defendido que "la Diputación tiene una responsabilidad supraminicipal y no podemos obviar la necesidad de actuar en las carreteras que llegan a los municipios, renovar el material informático de los mismos o adquirir maquinaria para adecuar parques".

En ese sentido, ha argumentado que también con la aplicación de los 25 millones de la liquidación del ejercicio presupuestario de 2013, "la inmensa mayoría de la inversión va a los pueblos", toda vez que la Diputación necesita "inyecciones extraordinarias" de dinero para hacer frente a campañas de inversión de esta naturaleza.

Pero de todas formas, ha manifestado de que si el cierre del ejercicio presupuestario de 2014 arroja también superávit, "como previsiblemente parece que va a suceder", su propósito es promover un nuvo reparto de ese dinero entre los municipios, como sucedió con el excedente de la liquidación del ejercicio presupuestario 2012, para que los ayuntamientos "decidan" de nuevo en qué invertir lo que les corresponda.

Igualmente, espera que el Estado, cuyas regulaciones incidieron sobre la canalización y aplicación de todos estos fondos, "no ponga cortapisas para que el dinero se invierta en la tipología de obras que aprueben los ayuntamientos".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.