La explosión de una bomba ha causado la muerte de una persona y heridas a 14 personas en un mercado de la ciudad portuaria turca de Esmirna, según la fuentes policiales.

La bomba estaba colocada en una bicicleta y la mayoría de los heridos son comerciantes que trabajan en el mercado del distrito Bornova de la ciudad, un puerto en el Mar Egeo y la tercera ciudad más grande de Turquía.

El suceso se ha producido en la víspera de una planeada manifestación contra el Gobierno, prevista para el domingo en la ciudad, que tiene como fin presionar al Gobierno de raíces islámicas y unificar a la oposición en medio de una creciente tensión política de cara a la elecciones anticipadas del 22 de julio.

El alcalde de la ciudad niega relación con la manifestación antigubernamental prevista para el domingo.

"La bomba estalló en una bicicleta (...) los heridos están siendo atendidos en dos hospitales locales", dijo un portavoz de la policía a Reuters.

Se niega relación

Nadie ha reivindicado todavía el ataque.

El alcalde de Esmirna, Aziz Kocaoglu, restó importancia a cualquier relación entre el estallido y la manifestación del domingo.

"La bomba no debería ser vinculada con el mitin de mañana. No creo que nadie rehúse a ir a la protesta debido a esto", declaró Kocaoglu.

Los organizadores afirman que la manifestación podría reunir hasta dos millones de personas que se oponen al Gobierno del primer ministro Tayyip Erdogan.