La Fuente del Sol se convertirá en el segundo pulmón de Valladolid, por detrás del Pinar de Antequera, tras su completa recuperación, que se llevará a cabo a lo largo de un año.

La actuación se realizará sobre una superficie de doce hectáreas, junto a la actual zona de recreo y en ellas se plantarán 8.000 árboles nuevos, la mayoría pinos piñoneros, como los que ya hay, y también especies autóctonas típicas de los montes Torozos, como encinas.

Otra de las intervenciones más llamativas será la construcción de un mirador seguro.

Como la Fuente del Sol está 70 metros por encima de la altitud del resto de la ciudad, desde allí se tiene una perspectiva muy amplia de la ciudad.

Además, para los amantes del senderismo se arreglarán dos rutas, una que lleva hasta Mayorga a través de los montes Torozos en un recorrido de 125 km y otra, junto al canal de Castilla, por los caminos de sirga.

La Consejería de Medio Ambiente contratará esta misma semana la obra que cuesta 284.995 euros y que paga íntegramente La Caixa. El Ayuntamiento, por su parte se encargará de su mantenimiento una vez que termine la obra.

Pasado y futuro de la fuente

Estado actual. Los vecinos de La Victoria se quejan de la falta de limpieza y de vez en cuando organizan batidas para limpiarlo. En los últimos años el Ayuntamiento ha desarrollado allí una escuela taller de mantenimiento de zonas verdes que ha permitido adecentarlo y arreglar los merenderos, además de enseñar un oficio a 77 jóvenes.

Futura intervención. Comenzará con la recuperación vegetal de las 12 hectáreas que ahora son sólo malas hierbas. Se harán cuatro espacios distintos, uno donde predomine el pino, en otro el chopo, el fresno y el quejigo, en otro los carrascos y en la última zona, las retamas.