Ejerció 5 años en Córdoba y Jaén. Un hombre de 36 años aceptó ayer una condena de 2 años de cárcel y una multa de 3.780 euros por trabajar como médico en varios centros sanitarios de Córdoba y Jaén durante cinco años sin poseer la licenciatura de Medicina y aportando documentación falsificada.

El imputado, F. C. G., reconoció que sólo había cursado un año de Medicina y una asignatura de segundo curso. Para ser contratado aportaba documentos que parecían auténticos, ya que los elaboraba a partir de fotocopias en color de los mismos. Incluso fue contratado por el Servicio Andaluz de Salud. El imputado ha aceptado dos años de prisión por el delito de falsedad y 2 multas que suman la cantidad mencionada.