El oratorio islámico que un grupo de musulmanes ha planificado para unos bajos de la calle Piquer , en el barrio del Poble Sec, tendría unos 200 m2.

El resto de la superficie de la nave industrial, que cuenta con un total de 750 m2, incluiría una biblioteca vinculada al centro cultural que se pretende construir

Portabella descarta que se vaya a construir la mezquita más grande de Barcelona
Así lo detalló a
20 minutos ayer el segundo teniente de alcalde del Ajuntament y alcaldable de ERC, Jordi Portabella, quien aseguró que, de realizarse el proyecto, se trataría del quinto oratorio más grande de Barcelona.

Comisión de seguridad

El local todavía no ha sido vendido al grupo que proyecta el centro cultural islámico, aclaró Portabella, quien rechaza que llegue a construirse una gran mezquita en este barrio.

A última hora del martes, se convocó una Comisión de Seguridad de forma urgente en la que asistieron representantes de los Mossos d’Esquadra, de la Guàrdia Urbana y de la concejalía del distrito de Sants-Montjuïc, para informar a los vecinos.

"Nos dijeron que no sabían nada de este tema y nos emplazaron a una nueva reunión pasadas las elecciones", explicaba ayer el presidente de la escalera de vecinos del edificio de la calle Piquer. Los vecinos temen que "después de las municipales el proyecto siga adelante".

Por su parte, el distrito apuntó ayer que no se concederá la licencia para crear el centro islámico si el local no tiene la ventilación adecuada. Y es que los vecinos han denunciado que se trata de una nave de ocho metros de altura con pocas aberturas.

Hereu: "no cumple las condiciones"

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, expuso ayer que el local "no cumple" las condiciones necesarias para ser una mezquita. Preguntado por un vecino en el chat de www.lavanguardia.es sobre la posible construcción de una mezquita de grandes dimensiones en Poble Sec, garantizó que «en su momento, las diferentes religiones tendrán su lugar de culto en la ciudad».