La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se ha comprometido, si renueva su mandato, a reducir durante la próxima legislatura a un máximo de 40 días la espera máxima para pruebas diagnósticas de médicos especialistas, que serán 15 ante cualquier sospecha de cáncer o enfermedad grave.

 

Aguirre realizó este compromiso electoral en un acto del PP celebrado en Carabanchel, que convertirá en hospital si gana
Aguirre realizó este compromiso electoral en un acto del PP celebrado en Carabanchel, junto a la antigua cárcel, donde prometió construir un nuevo hospital, siempre que el Estado ceda el terreno para ello, e inaugurarlo dentro de dos años.

 

Habitaciones individuales

En un aluvión de promesas sanitarias, la candidata del PP ha prometido camas individuales en lo hospitale de nueva construcción.

Además, Aguirr e se comprometió a construir 55 nuevos centros de salud en la Comunidad, que se elevarían a 76 si los alcaldes le ceden el suelo necesario, y a vacunar contra el cáncer de útero a todas las niñas entre siete y 14 años "en el momento en que la ministra de Sanidad apruebe esta medida".