MÉs ha pedido este domingo la comparecencia de la consellera de Educación, Cultura y Universidades, Núria Riera, y ha considerado que ésta debería dimitir si se confirma que las declaraciones del ex director general de Educación, Miquel Deyá, sobre el traslado irregular de un profesor son ciertas.

En un comunicado, el grupo econacionalista ha considerado que las declaraciones efectuadas por Deyá "son muy graves y contundentes". En este sentido, el diputado Nel Martí ha considerado necesario "desterrar el amiguismo, el tráfico de influencias y la prevaricación de las nuestras instituciones. Ya tenemos un ex presidente del Govern en la cárcel".

El parlamentario de MÉS ha pedido, así, la comparecencia de Riera para conocer la verdad sobre la dimisión de su director general al entender que no es "aceptable" que una consellera o una directora del SOIB "hayan presionado al director general Deyá para intentar colocar una persona que no cumplía los requisitos generales y que está directamente relacionada con el PP".

"Son acusaciones muy graves", ha manifestado antes de advertir de que "esta manera de hacer no es nueva en este Govern de Bauzá, ya lo vimos en el caso de los inspectores y los intentos para colocar a determinadas personas cercanas al PP en CEPs. Este Govern ya ha intentado emplear el sector público como instrumento para favorecer al partido y las personas cercanas a él", ha asegurado Martí.

El diputado ha insistido en el que el caso es "vergonzoso" y demuestra una vez más que la Conselleria de Educación "reina el descontrol y la mala gestión. Es imposible que esta consellera sea capaz de generar confianza", ha concluido.