La estación de esquí de Cerler, en el Pirineo aragonés, ha logrado abrir sus puertas este domingo, 7 de diciembre, con seis kilómetros esquiables.

En un principio, estaba previsto que las instalaciones estuviesen en marcha este sábado, pero las fuertes rachas de viento en la zona lo impidieron.

Aunque el viento en el Pirineo oscense continúa este domingo, la estación de Cerler ha podido iniciar la temporada con tres remontes abiertos y cinco pistas, de nivel debutante, medio y experto, según han informado fuentes de Aramón a Europa Press.

La previsión es que las instalaciones puedan abrirse también este lunes, para el martes volver a cerrar sus puertas de forma temporal, con lo que se pretende mejorar la innivación y la preparación de pistas para abrir una mayor superficie esquiable, como es el caso de la zona de debutantes en el sector de Cota 2.000.

Consulta aquí más noticias de Huesca.