Un conductor ha sido detenido esta madrugada en Santander tras triplicar la tasa de alcohol permitida y descubrise que tenía el carné retirado y el vehículo que llevaba no tenía seguro ni había pasado la ITV.

Los hechos ocurrieron sobre las 3.45 horas de este domingo en la calle Antonio López durante el transcurso de un control preventivo, según ha informado en un comunicado la Policía Local.

Al comprobarse estos hechos fue detenido por conducir ebrio con esos niveles de alcohol y sin carné y denunciado administrativamente por carecer de seguro y no haber presentado su vehículo al a ITV en el plazo señalado. El vehículo fue retirado por una grúa al Depósito Municipal de Candina.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.