Blas de Lezo.
Blas de Lezo, vestido con el uniforme de teniente general de la Armada, en un cuadro de la colección privada de la condesa de Revilla-Gigedo. Museo Naval

El Ayuntamiento de Madrid no retirará la estatua al marino Blas de Lezo, instalada este sábado en Colón y que es una realidad gracias a una cuestación popular, ha informado este jueves el portavoz del Gobierno municipal, Enrique Núñez, que ha pedido al Consistorio de Barcelona que "reflexione" sobre la "complicación de una reedición de la Historia" porque si esta es "interesada", sólo lleva a la "confusión".

Todo ello después de que la comisión de Presidencia y Régimen Interior del Ayuntamiento de Barcelona haya instado a Madrid a que retire la estatua que homenajea a Blas de Lezo por ser el almirante que bombardeó la capital catalana durante el asedio de la ciudad por parte de las tropas felipistas durante la Guerra de Sucesión.

Núñez ha señalado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno que no sólo no la van a retirar sino que están "muy orgullosos" de la estatua ya que supone "sacar del olvido de la Historia a una de los mayores navegantes y marinos, que defendió Cartagena de Indias cuando era territorio nacional".

Rafael Casanova también participó apoyando a la facción austriaca y bombardeando la ciudadTambién ha tildado de "paradoja" la propuesta catalana si se tiene en cuenta que el que fuera conseller en cap de Barcelona, Rafael Casanova, "muy reconocido por el mundo nacionalista", participó "apoyando al asedio por la facción austriaca, que también bombardeó la ciudad". "Madrid no pedirá que se elimine su estatua", ha adelantado.

El portavoz ha considerado que esto no es lo que realmente le preocupa a catalanes y madrileños sino salir "cuanto antes de la crisis y superar la lacra del desempleo". "Dejemos la Historia para los libros de Historia y no nos metamos en circunstancias que ni a catalanes ni a madrileños les preocupan", ha remarcado.

Por otro lado, el candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, ha afeado este jueves el "provincianismo" y "aldeanismo" del alcalde de Barcelona, Xavier Trias, por sus quejas por la estatua dedicada al marino Blas de Lezo, instalada en Colón desde el sábado, y ha añadido que es ante todo una cuestión de "cultura y conocimiento histórico".

No es patriotismo, sino cultura

"Defender la figura de Blas de Lezo no es un asunto de patriotismo, sino de cultura y conocimiento histórico", ha apuntado el también diputado que, como ha recordado, propuso hace un mes sustituir el nombre de plaza Margaret Thatcher por el del marino.

El socialista ha apuntado en un comunicado que quienes se oponen a estos reconocimientos "sólo hacen exhibición de su incultura, su provincianismo y un deseo muy arraigado en algunos círculos provincianos de reescribir la historia para que los hechos cuadren con sus delirios".

"Reto al alcalde de Barcelona a un debate, cuando quiera y donde quiera, para refutar todos los infundios y versiones sesgadas de la historia que tan habituales son en el discurso nacionalista", ha remachado Carmona.

Carmona ha retado a Xavier Trías a participar en un debate "cuando quiera y donde quiera"Blas de Lezo, ha recordado, es considerado internacionalmente como "uno de los más grandes estrategas marítimos de todos los tiempos". "Sus hazañas en el siglo XVII, para cualquier otro país culto, serían dignas de elogio y admiración permanente", ha apostillado.

"Sólo desde el más profundo aldeanismo y la ignorancia se puede criticar a un hombre de esa talla," ha lamentado Carmona, que ha achacado a "la ignorancia y el sectarismo el origen de muchos de los males actuales que padece España".

Consulta aquí más noticias de Madrid.