Un padre denuncia que lleva 11 años sin ver a su hija después la "falsa" denuncia por violación de su exmujer

Un padre sevillano ha denunciado este jueves que lleva desde el año 2003 sin poder ver a su hija menor de edad y a su hijo, que ahora tiene 18 años, después de que su exmujer interpusiera contra él una denuncia "falsa" por malos tratos y agresión sexual, cargos de los que fue absuelto por el Tribunal Supremo por medio de una sentencia de octubre de 2009.
El abogado Luis Romero
El abogado Luis Romero
EUROPA PRESS

Un padre sevillano ha denunciado este jueves que lleva desde el año 2003 sin poder ver a su hija menor de edad y a su hijo, que ahora tiene 18 años, después de que su exmujer interpusiera contra él una denuncia "falsa" por malos tratos y agresión sexual, cargos de los que fue absuelto por el Tribunal Supremo por medio de una sentencia de octubre de 2009.

Este padre, José González Medina, ha ofrecido una rueda de prensa acompañado por su abogado, Luis Romero, y ha resaltado que, pese a haberse demostrado que es "inocente", ha seguido privado de ver a sus dos hijos debido a que el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Dos Hermanas, "con el apoyo de la Fiscalía y el equipo psicosocial", ha considerado durante los últimos años que sería "perjudicial" para los menores tener contacto con su padre, ni siquiera en un punto de encuentro.

Al hilo de ello, el afectado ha lamentado la "pesadilla" y la "grave" situación judicial que vive desde el año 2003, añadiendo que "mientras le quede un suspiro de vida, va a seguir luchando para ver a su hija menor" y también a su hijo. "Estoy en contra de cualquier maltrato, falsa denuncia y de cualquier injusticia", ha dicho.

Según ha puesto de manifiesto, la última vez que vio a su hija fue en el año 2003, mientras que con su hijo únicamente tuvo un contacto en el punto de encuentro familiar cuando iba a cumplir la mayoría de edad, encuentro en el que su hijo le recriminó que "era un mal padre" porque "no le había llamado por su cumpleaños y que no le pagaba la manutención, algo que es "falso". "Tienen un síndrome de alineación parental", ha apostillado.

El letrado, en este sentido, ha criticado la actuación en este caso del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Dos Hermanas y también de la Fiscalía, que "no han accedido nunca" a las medidas solicitadas a fin de propiciar un acercamiento de su cliente hacia sus dos hijos, y ha anunciado que se reservan las acciones administrativas, civiles y penales que pudieran corresponder contra los responsables de esta situación.

De hecho, el abogado ha presentado esta misma semana un escrito en el juzgado, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que relata que, en septiembre de 2013, el juzgado acordó la elaboración de un informe psicosocial de su hija menor a fin de conocer, "en la medida de lo posible, las causas de la negativa reiterada de la menor a mantener el menor contacto con su padre, así como las vías para revertir tal situación, de ser ello posible".

"DILACIONES"

Al hilo de ello, el letrado ha explicado que dicho informe fue encargado a un perito que ya había redactado un primer informe en el que concluía que el contacto del padre con sus hijos "era perjudicial para los niños", por lo que solicitaron que el estudio lo hiciera otro profesional, lo cual fue desestimado.

"Desde entonces han pasado nueve meses sin haber llevado a cabo actuación judicial alguna, al menos que nos conste", dice el escrito, que insiste en que "lo conveniente es que dicho informe sea emitido a la mayor brevedad posible, para evitar mayores dilaciones de las ya sufridas, ya que el tiempo juega en contra de mi mandante a la hora de recuperar la relación con su hija".

El abogado explica que su patrocinado "está a disposición de este Juzgado y del equipo psicosocial para ser citado y entrevistado por el perito designado para la elaboración del informe" a fin de "encontrar lo antes posible una solución", mientras que también ofrece la posibilidad de llevar a cabo una mediación en un centro de mediación familiar privado que sería costeado por el interesado.

Centro de mediación

Y es que "lo único que precisamos es que el juzgado requiera a la madre para que acuda en compañía de su hija menor a la sesión informativa" en este centro de mediación "así como a todas las sesiones que desde dicho centro se recomienden hasta conseguir que padre e hija retomen su relación y puedan seguir un régimen de visitas por sí solos".

Asimismo, el letrado vuelve a pedir que se designe a un terapeuta para tratar a la menor y al padre, punto en el que critica que "el Ministerio Fiscal y el Juzgado no han accedido nunca a que se lleve a cabo ninguna de estas medidas" y "la única medida que han admitido son las visitas en el punto de encuentro familiar hasta que acordó el cese de las mismas".

A juicio del abogado Luis Romero, "la menor no puede guardar ningún mal recuerdo de su padre, no puede tener nada en su contra más lo que la madre le haya inculcado, por lo que se hace precisa una intervención terapéutica o de mediación familiar para poder solventar esta situación en la que nos encontramos inmersos y que están sufriendo padres e hijos, injustamente".

Indemnización de 50.000 EUROS

El abogado, en este punto, recuerda la sentencia de la Audiencia Nacional de junio de 2013 en la que le fue reconocida a su cliente una indemnización de 50.000 euros "por el mal funcionamiento de la Administración de justicia", aunque el letrado ha aseverado que "ni ese dinero ni cualquier otra cifra serviría para compensar el enorme sufrimiento de este padre".

"La denuncia presentada por su esposa nunca tuvo que ser obstáculo para que el padre pudiera visitar a sus hijos; este juzgado acordó la suspensión del régimen de visitas mientras se resolvía el proceso penal, es decir, la justicia contribuyó con las dilaciones en la tramitación y con este tipo de decisiones a que se rompieran las relaciones paterno-filiales, en lugar de requerir al progenitor custodio el cumplimiento del régimen de visitas", añade.

El letrado ha criticado que "no puede permitirse" que su patrocinado "continúe sufriendo perjuicios a consecuencia del mal funcionamiento de la justicia", por lo que solicita en el escrito que se atiendan sus peticiones a fin de "poder restablecer una relación que nunca debió romperse con su hija" y que "se haga con la mayor celeridad posible a fin de evitar nuevas dilaciones indebidas".

No obstante lo cual, ha anunciado que se reservan las acciones administrativas, civiles y penas que pudieran corresponder contra los responsables de la situación que está viviendo su patrocinado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento