Uno de los dos detenidos en una manifestación de 2012: "uno de los agentes de policía me amenazó con pegarme un tiro"

Uno de los dos acusados que fueron detenidos durante una manifestación convocada en Palma con motivo de la huelga general del 14 de noviembre de 2012, Marcel P., ha negado que agrediera o insultara a ninguno de los policías que actuó durante la concentración, llegando a afirmar incluso que, una vez arrestado, uno de los agentes le amenazó "con pegarme un tiro".
Juicio a Marcel P. Y Roberto A. En Palma
Juicio a Marcel P. Y Roberto A. En Palma
EUROPA PRESS

Uno de los dos acusados que fueron detenidos durante una manifestación convocada en Palma con motivo de la huelga general del 14 de noviembre de 2012, Marcel P., ha negado que agrediera o insultara a ninguno de los policías que actuó durante la concentración, llegando a afirmar incluso que, una vez arrestado, uno de los agentes le amenazó "con pegarme un tiro".

Así lo ha puesto de manifiesto durante el juicio celebrado por estos hechos en el Juzgado de lo Penal número 4 de Palma, que ya ha quedado visto para sentencia. En concreto, la Fiscalía reclama cuatro años de cárcel para cada uno de los inculpados por dos delitos de atentado, dos de desórdenes públicos y dos faltas de lesiones al sostener que ambos se enfrentaron contra dos agentes que velaban por que la concentración se desarrollara con normalidad.

"A día de hoy me gustaría saber por qué me detuvieron", ha manifestado Marcel P. durante su declaración, en la que ha aseverado que antes de ser detenido se encontraba junto a unas 200 personas en un piquete informativo "que se estaba llevando a cabo tranquilamente", pese a lo cual "la Policía empezó a cargar sin motivo alguno".

Respecto a la acusación de que presuntamente empezó a empujar al cordón policial, logrando vencer el escudo protector que llevaba el uno de los agentes e hiriéndole en consecuencia, la defensa del acusado, ejercida por el letrado Josep de Luis, ha apelado al término de la vista oral a la imposibilidad de que su patrocinado, de 1,72 metros y 70 kilos, se abalanzara sobre el policía, de 1,92 y un peso de 130 kilos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento