Killer Karaoke
Patricia Conde y Florentino Fernández son los presentadores de 'Killer Karaoke', en Cuatro. Mediaset

Entonar con corrección una estrofa mientras se introduce la cabeza en una urna llena de cucarachas. O soportar con entereza una descarga eléctrica (o una lluvia de estiércol o las caricias de una familia de serpientes o el achuchón de dos hombretones sudorosos) cuando se aborda el estribillo.  Estas son algunas de las pruebas a las que se enfrentan los participantes de  Killer Karaoke, el concurso que este miércoles estrena Cuatro (22.30 horas) y la propuesta con la que la cadena de Mediaset pretende recuperar "los espacios de entretenimiento dirigidos a toda la familia". Aunque, en este caso, el contenido en sí no invite a compartir un disfrute plácido, sino una experiencia que, a veces, da "miedo y asquete", como describe algunos de los desafíos Patricia Conde, copresentadora del espacio junto a Florentino Fernández.

Los concursantes no son 'frikies', sino gente que canta de verdad Para Fernández, Killer Karaoke sirve, además, para que los participantes "recojan las emociones que les transmiten sus propias fobias y echarlas fuera". Es decir, "una forma de ahorrarse el psicólogo".

Bajo el lema 'Pase lo que pase, no pares de cantar', el espacio cuenta en cada entrega con ocho concursantes que se enfrentan entre sí de dos en dos en cuatro asaltos. Concursantes que no son "frikies, sino gente que canta de verdad", subraya uno de los directores del programa, Óscar Vega, quien asegura que se da tiempo suficiente para que, antes de perder el temple (e, incluso, proferir algún juramento contra la dirección), los participantes puedan hacer gala de sus cualidades vocales.

El público es, en última instancia, quien valora la capacidad de resistencia de los participantes y quien elige al ganador.

El programa también cuenta con invitados famosos (entre ellos, Yolanda Ramos o Samanta Villar) que apostarán por sus favoritos para pruebas con nombres tan sugerentes como Sopa de serpientes, Electroshock, Pim Pam Cactus o Singing in the hell (esta última, la considerada más dura por Fernández).

La vuelta de Florentino a Mediaset

Killer Karaoke no solo supone el reencuentro televisivo de dos viejos colegas de trabajo (Patricia Conde y Florentino Fernández coincidieron en Splunge y El Informal), sino el regreso del segundo a Mediaset tras su paso por Atresmedia.

Nunca se habían metido conmigo con la mala leche con la que lo hizo Vasile "Voy a trabajar allí donde me ofrecen proyectos que me gustan", ha explicado el cómico, que también se ha referido al desencuentro que protagonizó con el consejero delegado de Mediaset España, Paolo Vasile (este le acusó en 2011 de creerse "el rey del mambo"): "Nadie se había metido conmigo de esa manera, con tan mala leche. Aún así, mi vuelta a la cadena no ha impedido que nos volvamos a estrechar la mano", ha revelado después de mencionar la palabra "reconciliación".