Las multinacionales Cemex y Holcim ha llegado a un acuerdo de compraventa de activos tras decidir que no fusionarán en una sola empresa los negocios que hay en España, de forma que el grupo suizo venderá la fábrica de Gádor (Almería) y la molienda que tiene en Yeles (Toledo) por un importe de 45 millones de euros a la sociedad mexicana.

Según han explicado ambas firmas, la modificación del acuerdo inicial de fusión de negocio en el país se debe al "cambio del panorama estratégico" registrado desde el anuncio de la propuesta de fusión y reestructuración de sus actividades en Europa, tanto por la propuesta de fusión de Holcim con Lafarge, como por la coyuntura del mercado. Los términos del pacto en el resto de países se ejecutarán según lo previsto.

En el caso de España, en vez de constituir una empresa conjunta controlada en un 75 por ciento por Cemex y con el 25 por ciento de Holcim, las dos empresas han convenido en una compraventa de activos en la que se ve envuelta la planta gadorense y la de Toledo. Ambas instalaciones cuentan con capacidad para producir 1,75 millones de toneladas de cemento.

De esta forma, Holcim mantendrá su presencia en España con una capacidad de producción de 2,2 millones de toneladas de cemento, la correspondiente a sus plantas de Carboneras (Almería) y Jerez de la Frontera (Cádiz), además de sus actuales operaciones de árido y hormigón.

Holcim prevé obtener un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de unos 10 millones de euros anuales con esta actividad, según apuntó en un comunicado.

Cemex y Holcim seguirán así siendo competidores en España, un mercado que ha empezado a arrojar sus primeros aumentos mensuales y a moderar las caídas acumuladas.

Leve mejora del mercado

Según la patronal Oficemen, el consumo de cemento se anotó el pasado mes de septiembre el segundo aumento interanual desde que empezó la crisis y tras el que registró en marzo de este año, lo que permite moderar al uno por ciento la caída acumulada de los nueve primeros meses.

Además, la asociación ha rebajado también al uno por ciento su previsión de descenso de demanda de este material de construcción, frente a la del entre el siete por ciento y el ocho por ciento que pronosticó a comienzos de año.

En cuanto a las operaciones acordadas sobre sus negocios en Europa, se mantendrán respecto a lo pactado en agosto de 2013. Así, Holcim adquirirá las operaciones de Cemex en el Oeste de Alemania, mientras que Cemex se hará cargo de los negocios de Holcim en la República Checa.

Holcim y Cemex prevén que el cierre definitivo de todas las operaciones tenga lugar en el primer trimestre de 2015.

Consulta aquí más noticias de Almería.