El comité de empresa de El Cabril, que gestiona en el término municipal de Hornachuelos (Córdoba) la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa), ha criticado este jueves que, "desde el pasado 30 de junio, la dirección de empresa no ha querido reunir la mesa negociadora" del convenio colectivo, "a pesar de la solicitud de convocatoria realizada por el comité".

Así lo ha asegurado, en un comunicado remitido a Europa Press, el citado órgano de representación de los trabajadores en la instalación ubicada en Sierra Albarrana, señalando que el pasado 29 de septiembre "el presidente (de Enresa) nos comunica su intención de plantear, por última vez, la autorización para prorrogar las condiciones del extinto convenio, el cual ya lesionaron el pasado 1 de abril al eliminar artículos que afectan a ésta representación de los trabajadores".

Sin embargo, según ha lamentado el comité, "ayer, día 29 de octubre, nos comunican que han hecho una consulta formal a la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos para dejar de aplicarnos el convenio colectivo", con lo que, a juicio del comité, resulta evidente que "es imposible llegar a un acuerdo si no están dispuestos siquiera a reunirse".

A ello hay que sumar, según ha señalado el comité, que "las inversiones en la zona de influencia de El Cabril pasan a mínimos, a pesar de las ampliaciones que se están realizando y de las previstas", mientras que "para el resto de centros de trabajo de Enresa llegan a acuerdos, manteniendo las indemnizaciones por jubilación y cubriendo el salario hasta el cien por cien en caso de incapacidad", cuando en El Cabril Enresa quiere "que perdamos esos artículos de convenio y también el derecho de los trabajadores a la promoción económica por trabajos de mayor responsabilidad".

A pesar de todo ello, el comité de empresa de El Cabril ha anunciado que los empleados de la instalación seguirán "trabajando con los residuos nucleares y radiactivos que llegan de toda España, para que no tengan impacto dichos residuos en el medio ambiente ni para las personas".

Ante esto, fuentes de Enresa ha dicho este jueves a Europa Press que "la empresa quiere seguir negociando", dado que "aspira a lograr un marco de relaciones laborales estables en la instalación" de El Cabril, que almacena los residuos radiactivos de baja y media actividad generados en España.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.