La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha clausurado este jueves en Almería las jornadas organizadas por Andalucía Económica y tituladas 'Seguridad Alimentaria e Internacionalización', conceptos que ha calificado como "cuestiones claves para el negocio agroalimentario". Este encuentro ha contado con el patrocinio de AGQ Labs y Cesce.

Durante su intervención, Víboras ha puesto en valor el sector empresarial agroalimentario de la provincia, "muy dinámico" y con "gran vocación exportadora", recordando que Almería ha aportado en 2013 el 29% del total de los alimentos y bebidas de Andalucía comercializados en el extranjero.

La consejera ha resaltado que desde la instalación de los primeros invernaderos de Almería hace alrededor de 50 años, "el sector ha experimentado una evolución espectacular hacia una agricultura cada vez más sostenible y competitiva, con productos de gran calidad", y ha sabido adaptar su forma de trabajar "a los requisitos de los clientes internacionales".

Actualmente, en más de la mitad de la superficie agrícola bajo cubierta de esta provincia se aplican técnicas de control biológico de plagas, datos que rozan la totalidad en cultivos como el pimiento y el tomate. Estos métodos de lucha contra las plagas, como ha explicado la titular de Agricultura, "permiten reducir de forma notable el uso de fitosanitarios" y ahorran costes para los productores.

Víboras ha explicado que entre las numerosas actuaciones que lleva a cabo la Consejería en materia de seguridad alimentaria, se hace "especial hincapié en el control del uso de los fitosanitarios" y los límites máximos de residuos —575 y 1.875 muestras en 2013, respectivamente—. La consejera ha enfatizado en la gran importancia de ambas cuestiones, ya que son fundamentales para garantizar la seguridad de los consumidores y de los trabajadores de las explotaciones.

Tras la salida de los productos de las fincas agrícolas, según ha explicado Víboras, la Consejería continúa con su labor mediante los controles de calidad en industrias. A lo largo del pasado año, se realizaron 1.703 inspecciones en el marco del plan oficial de control de la calidad alimentaria a las que se suman los controles realizados a los alimentos de Producción Ecológica (10.723) y a las denominaciones de calidad (15 a productos amparados por Especialidades Tradicionales Garantizadas y 742 a los amparados por Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas).

Respecto al desarrollo de los controles, la consejera ha afirmado que esta labor implica contar con "una amplia red de laboratorios oficiales" que "cubren todo el territorio andaluz". La Junta cuenta actualmente con 19 centros de este tipo: seis agroalimentarios, ocho de sanidad animal, cuatro de sanidad vegetal y uno de control de calidad de los recursos pesqueros.

En cuanto a los retos de futuro en el ámbito de la seguridad alimentaria, Elena Víboras ha comentado que "la Comisión Europea debería tener un papel más activo" y "verificar y controlar las alertas que se emiten", ya que actualmente puede darse el caso de que una región active una alerta no probada amparándose en el principio de cautela.

INTERNACIONALIZACIÓN

Durante la clausura de este encuentro, ha reconocido que "los procesos de internacionalización son complicados", pero ha puesto en valor la posición alcanzada ya por Andalucía en los mercados extranjeros, donde se han comercializado frutas y hortalizas por valor de más de 2.760 millones de euros desde enero a agosto de 2014, un 3,6 por ciento más respecto al mismo período del año pasado).

En cuanto al secreto del éxito del sector hortofrutícola andaluz, la consejera ha destacado, que éste "se debe, en gran parte, a su capacidad de adaptarse a los cambios aprovechando las oportunidades que ofrecen nuevos mercados fuera de la Unión Europa".

Víboras ha explicado a los asistentes que la Junta de Andalucía, a través de Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior (entidad dependiente de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo), ofrece apoyo a las empresas andaluzas para que puedan llevar a cabo su internacionalización "con mayores garantías".

Pero, según las palabras de la consejera, no basta con exportar alimentos, es preciso también "actuar como empresas de carácter global, marcando el paso en la comercialización de productos en los que somos líderes" como, por ejemplo, las frutas y verduras frescas o el aceite de oliva.

Víboras ha animado a los productores a "seguir apostando por la unión de esfuerzos, la integración, la innovación y, por supuesto, la formación", ya que considera necesario continuar formando "a los mejores profesionales" para seguir impulsando el sector "hacia nuevos horizontes".

Al tiempo, ha emplazado a un trabajo conjunto entre las administraciones y el sector privado "para fomentar el ambiente idóneo para el desarrollo empresarial y la vocación emprendedora".

Consulta aquí más noticias de Almería.