La Conselleria de Familia y Servicios Sociales ha incrementado las partidas destinadas a inclusión social, discapacidad, menores y familia, igualdad y dependencia, si bien este último eje es el que ha reflejado una mayor subida, al registrar un aumento del 29,24 por ciento y un presupuesto total de 99,27 millones de euros.

La consellera del ramo, Sandra Fernández, ha explicado los presupuestos de su departamento que serán de 141,5 millones de euros, lo que supone un aumento del 17,5 por ciento respecto al 2014.

Fernández ha detallado que estos más de 99 millones de euros permitirán crear nuevas plazas de dependencia y nuevos servicios como el de teleasistencia. Además, ha recordado el anuncio del presidente del Govern, José Ramón Bauzá, de que durante esta legislatura se pagarán "todos los atrasos de personas dependientes y de los herederos".

39

Millones de nómina de dependencia

En este sentido, ha indicado que, en la línea de dependencia, se encuentra la partida de la nómina de dependencia, que asciende a 39 millones de euros, lo que supone un incremento de 37,8 por ciento más que en el 2014. Con esta cantidad, ha dicho Fernández, "no tendremos que pagar los atrasos a personas que están en el sistema porque los atrasos de expedientes activos ya se habrán pagado a finales de 2014".

Según ha asegurado, "nos quedará un pago importante de 5,5 millones de euros para pago de herederos" pero con los 39 millones se liquidará y, por tanto, "esto permitirá tener en nómina de dependencia 33,5 millones de euros", esto es, ocho millones más que lo ejecutado este año, ha señalado antes de recordar que, según los datos del pasado mes de junio, hay 2.997 personas en lista de espera de dependencia, por lo que espera que se "reduzcan considerablemente" la cifra.

Fernández ha señalado que estos Presupuestos proporcionan "estabilidad y mejoran los servicios sociales". Además, ha incidido en que se incrementan las partidas consideradas prioritarias, "son unos presupuestos garantistas respecto al cumplimiento de la ley de dependencia" puesto que tienen un presupuesto consolidado y no será necesario recurrir a "créditos ampliables".

"mayor transversalidad en la política social"

Asimismo, ha señalado que suponen una "mayor transversalidad en la política social del Govern" y "solucionan los problemas históricos de Baleares".

En cuanto a las principales líneas de actuación, la consellera ha indicado que tendrá un presupuesto de 20,26 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,21 por ciento. Entre las novedades de esta área destaca el incremento del 28 por ciento en la convocatoria de subvenciones o el fondo extraordinario de pobreza infantil por importe de un millón que complementará la cantidad del Gobierno central.

Tras recordar que, a través de la Ley de financiación de los Consells, se ha traspasado las plazas y servicios de discapacidad por 20 millones de euros, Fernández ha explicado que el Govern sí que continuará prestando la atención temprana, a la que se dedican 2,14 millones, un 9,98 por ciento más.

Menores y familia, que contará con una partida de 12 millones, un 5,26 por ciento más, recoge la "apuesta" por los programas de familia, con la puesta en marcha de la intervención psicológica y tratamiento terapéutico para casos de violencia familiar o la potenciación del servicio de mediación familiar.

Asimismo, se incrementan los recursos para programas de cumplimiento de medidas judiciales y la Oficina de Defensa de los Derechos del Menor (ODDM) recoge un aumento del 70 por ciento después de que el personal de la Dirección General de Familia y Menores pase a este departamento.

Por otro lado, la partida de igualdad será de 2,47 millones de euros, un 9,77 por ciento más. En este punto se recoge un incremento del presupuesto del Institut Balear de la Dona (IBD), cuya partida se destinará en mayor parte a programas dirigidos a mujeres víctimas de violencia de género.