El secretario de Política Federal del PSOE y diputado en el Congreso por Sevilla, Antonio Pradas, ha considerado que si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se niega a comparecer en el Congreso para hablar de los casos de corrupción, cometerá "otra vez el mismo error que hace 20 meses, cuando tuvo que ir forzado" a dar explicaciones sobre el extesorero del PP, Luis Bárcenas.

En declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press, Pradas ha recalcado que, para el PSOE, lo primero es que Rajoy vaya al Congreso y asuma responsabilidades, y después que todos los partidos se pongan de acuerdo para adoptar medidas, que sean "ejemplarizantes" contra los corruptos y que, además, sirvan para prevenir futuros casos.

"Los ciudadanos quieren que nos dejemos de reproches y nos dediquemos a solucionar sus problemas", ha reconocido Pradas, pero ha insistido en que el PSOE no quiere "solamente la puesta en escena, como ha pretendido el PP, para lavar sus vergüenzas".

Según ha dicho, los socialistas están dispuestos a "apoyar cualquier medida que proponga el PP, IU, el Grupo Mixto o quien sea" para complementar sus propuestas, pero se empeñarán también en sacar adelante las suyas. Si hay "foto" de un acuerdo entre todos los partidos, será al final del proceso, y no antes "para lavar la imagen de nadie".

Y además, ha recordado que también hace 20 meses Rajoy anunció un paquete de medidas contra la corrupción, y sin embargo ahora "la situación es todavía peor", así que ha llamado al Gobierno a no perder más tiempo y no "desperdiciar esta situación".

A juicio de Pradas, diputado en el Congreso por Sevilla, tanto el PSOE como el Gobierno de la Junta han hecho lo que debían contra los casos de corrupción que se han destapado en Andalucía, para que "se depuren las responsabilidades que se hayan podido cometer y para que no se vuelvan a producir este tipo de irregularidades".

El dirigente socialista ha pedido al Gobierno de Rajoy que haga lo mismo, aunque acto seguido ha admitido que es "muy difícil" porque quienes están implicados en los escándalos, incluidos algún exministro y exsecretario general del PP, no son "subordinados" sino "dirigentes" del partido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.