Entrevista de trabajo
Un joven en una entrevista de trabajo. GTRES

Uno de los retos a los que tenemos que enfrentarnos cuando crecemos es la búsqueda de trabajo y como consecuencia a las entrevistas para acceder al puesto. Una situación para la que no nos han preparado a lo largo de nuestra vida y que se trata del momento de mayor importancia, y para muchos el de más presión, en todo el proceso de búsqueda de empleo desde que enviamos el currículum hasta que recibimos la tan esperada llamada.

Dado que en la actualidad encontrar trabajo en nuestro país no es nada fácil debemos ir bien preparados para afrontar esa entrevista que tanto estábamos esperando y lograr que nuestro perfil se imponga al del resto de candidatos.

Aunque es razonable que a lo largo de la entrevista cometas algún fallo, es importante que no desaproveches esta oportunidad para que tu currículum no termine en la lista de denegados tras el proceso de selección.

La Communication&PR de Jobandtalent, Janire Cifuentes; y la directora regional de Selección de Adecco, Marisol Cotal han recogido las claves y consejos fundamentales para dar la mejor impresión al reclutador y hacerte con el puesto de trabajo.

1. Prepárate la entrevista con antelación. Te ayudará a ordenar tus ideas y parecer más seguro de ti mismo.

2. Infórmate a fondo sobre la empresa en la que vas a realizar la entrevista. Es muy importante saber a qué se dedica, cuáles son sus productos y sus fortalezas frente a la competencia.

3. No es aconsejable que te "enrolles" a la hora de contestar. El largo de la respuesta lo marcará la pregunta Expón lo que más valoras y te gusta de la empresa.

4. Ten en cuenta el tipo de empresa al que vas a acceder. Actúa de una manera más formal o informal dependiendo del ambiente de trabajo.

5. Viste según lo requiera el ambiente de la empresa. Si la entrevista es para un puesto en una consultora deberás ir acorde, con un traje o vestido formal. Si en cambio la vacante es en una start-up, tu atuendo puede ser menos serio, pero sin sobrepasar los límites de lo informal.

6. En el cara a cara con el reclutador, resalta tus capacidades. Pero sin excederte. No debes aparentar ante el entrevistador que sabes hacerlo todo el primer día. Producirá el efecto contrario y crearás desconfianza.

7. Controla el lenguaje no verbal. Mira a los ojos.

8. Demuestra tranquilidad y seguridad.

9. Mantén una actitud optimista y positiva. Las empresas tienen muy en cuenta estos valores al entrevistar a jóvenes estudiantes o recién licenciados.

10. Resalta tus ganas de aprender y trabajar.

11. Muéstrate receptivo.

12. Explícate bien y sé coherente en tus respuestas.

13. No interrumpas en exceso al entrevistador.

14. No mientas nunca. Si se dan cuenta perderás cualquier oportunidad que tuvieras. Mejor limítate a resaltar tus puntos fuertes.

¿Qué preguntas pueden hacerme?

Durante una entrevista de trabajo puedes enfrentarte a todo tipo de preguntas. Incluso a algunas que ni te esperarías en estos casos como ésta que hicieron los reclutadores de una empresa de eventos americana: 'Si pudieras cantar una canción en American Idol, ¿cuál sería?'; o el interés de Google por saber "¿cuántas pelotas de baloncesto cabrían en la habitación?".

Nunca se sabe con qué te sorprenderán durante la entrevista, pero lo que es seguro es que no faltarán preguntas sobre tu formación como "¿cuál ha sido la asignatura que más te ha gustado y por qué?". Es posible también que te pregunten sobre cuáles son tus intereses y en qué y dónde te ves trabajando en unos años.

Para ser coherente y acertar con tus respuestas, sigue estos consejos:

- Actúa con normalidad ante una pregunta que no te esperabas.

- Hay que actuar con normalidad ante una pregunta que no te esperabas Puedes incluso reconocer que no te la esperabas y pedir unos segundos para pensarla.

- No intentes desviar la atención y evita contestar con cuestiones que no se correspondan a la pregunta.

- No es aconsejable que te "enrolles" a la hora de contestar. El largo de la respuesta lo marcará la pregunta.

- Cíñete a lo importante de la cuestión planteada por el reclutador. Valora si se queda satisfecho con la respuesta dada.

- Puedes realizar preguntas al entrevistador que muestren que te interesa implicarte en el proyecto: ¿Qué podría aportar en la empresa?

- El mejor momento para preguntar es al final de la entrevista.

- No hagas nunca una pregunta en una entrevista de trabajo sobre el horario que vas a tener ni lo que vas a cobrar.