El sarcófago de la vidente
El sarcófago de la vidente, en una pared exterior de la capilla. JORGE PARÍS

El cuerpo de Amparo Luz Cuevas Arteseros, más conocida como la vidente de El Escorial, podrá seguir dentro del féretro instalado en la capilla que sus familiares y seguidores levantaron en una finca del municipio, Prado Nuevo. En un comunicado fechado el 24 de octubre, el Ayuntamiento (gobernado por el PP), explica que ha decidido "autorizar el enterramiento singular de Luz Amparo Cuevas con carácter temporal", aunque sin especificar por cuánto tiempo. El Consistorio asegura además que la Junta de Gobierno Local autorizó este enterramiento el pasado 9 de mayo, a pesar de que en junio un portavoz del Ayuntamiento explicó a 20minutos que no había novedades en referencia al expediente abierto por el Gobierno municipal en enero de 2013.

El Ayuntamiento da tres motivos para autorizar el enterramiento. El primero, que la Dirección General de Ordenación e Inspección de la Consejería de Sanidad les envió un informe favorable, ya que "no existe riesgo sanitario de entidad valorable", y "las medidas de contención, estanqueidad y recubrimiento de la unidad de enterramiento de Luz Amparo Cuevas son las óptimas desde el punto de vista sanitario". El segundo, que los servicios técnicos municipales creen que no existe inconveniente urbanístico "en tanto no existen en esta finca redes de abastecimiento de agua para el consumo humano y consta informe geológico en el que se manifiesta que no hay ningún foco de contaminación posible". Y en tercer lugar, siguiendo las indicaciones de la Policía Local, que ha estudiado las repercusiones de un posible traslado del cuerpo al cementerio municipal: "por motivos de seguridad pública, se muestra su recomendación a que los restos permanezcan inhumados en Prado Nuevo".

La vidente lleva enterrada en un féretro al aire libre desde agosto de 2012 La vidente murió el 17 de agosto de 2012 a los 81 años. Dos días después era enterrada en un féretro al aire libre en la capilla de Prado Nuevo, una instalación visitada asiduamente por una legión de fieles, que venera a Amparo tras asegurar que la Virgen de los Dolores se la apareció en junio de 1981 junto a un árbol de la finca donde ahora descansan sus restos. El propio Ayuntamiento reconoció en un principio que el enterramiento era ilegal, tras enviar el 6 de septiembre de 2012 un escrito a la familia informándoles de que la finca y la capilla "no es un lugar de enterramiento autorizado", pidiéndoles, "de forma inmediata, procedan a regularizar esta situación". Meses después, en enero de 2013, el Consistorio abrió un expediente, recordando que no autorizó la presencia de los restos mortales de la fallecida en ese lugar.

Con el nuevo comunicado, el Ayuntamiento reconoce que ha atendido las razones de la familia, que pidieron la "autorización de un enterramiento singular aludiendo, entre otras, a circunstancias de interés público y la falta de idoneidad de las instalaciones del Cementerio Municipal para acoger la gran afluencia de peregrinos que visitan la tumba".

El caso, en dos juzgados

La capilla está siendo investigada en dos juzgados de Madrid. En el número 3 de San Lorenzo de El Escorial, el juez autorizó el 16 de mayo de 2014 que un perito inspeccionara la capilla. La asociación de víctimas, el colectivo que lleva años combatiendo al entramado religioso y empresarial surgido en torno a la vidente de El Escorial, al que califica de secta, denunció la construcción de la capilla por entender que se había cometido un delito contra la ordenación del territorio. La licencia de obras fue autorizada por el Ayuntamiento el 19 de junio de 2012, a pesar de que el Consistorio admitió entonces que se levantó sobre "suelo no urbanizable de especial protección". Por eso dio una licencia "provisional" por un año, que en 2013 fue prorrogada por otro año. Como ya publicó este diario, la licencia de primera utilización y ocupación de la capilla se concedió el 4 de enero de 2013, cinco meses después de que la vidente ya estuviera enterrada y sus fieles empezaran a visitar el lugar.

Con este comunicado, el Ayuntamiento da a entender que ha concedido una nueva prórroga a la licencia, sin especificar por cuánto tiempo. Por su parte, Escorial Laico, que aglutina a IU, PSOE, Acción Plural, Entorno Escorial, 15-M, Plataforma Ciudadana y Equo, presentó el 2 de octubre de 2012 un contencioso administrativo en un juzgado de Madrid para que el Ayuntamiento de El Escorial revoque la licencia que permitió "la construcción provisional" de la capilla. "No hay norma alguna que ampare esta licencia provisional por la naturaleza urbanística del suelo, de especial protección, grado 1", dice la demanda.

Juan Carlos Bueno, presidente de la asociación de víctimas, lamenta la decisión del Ayuntamiento, que no comparte. "Si la propia finca tiene un manantial donde beben la gente que allí acude, cómo puede decir el Ayuntamiento que no hay redes de abastecimiento de agua. Está claro que el entramado de la vidente tiene mucho poder, con el que no se puede luchar".

Consulta aquí más noticias de Madrid.