El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha destacado este domingo durante la celebración del 'Día del Pilar' que la relación de la sociedad con la Benemérita tiene su repercusión en el descenso de los crímenes.

Así, Ruiz Medrano ha informado de que el número de infracciones en la demarcación de la Guardia Civil en Castilla y León ha descendido un 3,41 por ciento hasta el mes de agosto con respecto al mismo periodo del año anterior. En el caso de Valladolid las infracciones han descendido un 7,53 por ciento.

"La criminalidad continúa bajando de forma satisfactoria", ha reconocido el delegado, al tiempo que ha señalado que hay seguir, "con redoblado ánimo" con la labor de garantizar la seguridad y libertad de los ciudadanos.

El delegado de Gobierno ha participado este domingo en la conmemoración de la patrona de la Guardia Civil, institución "claramente" arropada y reconocida por la sociedad española y máximo exponente en Castilla y León de la coordinación y del servicio que los 7.000 agentes de la Benemérita prestan en los 269 cuarteles de la Región, junto con los 700 efectivos que prestan servicio en los 24 acantonamientos de la provincia.

Asimismo, Ruiz Medrano ha mencionado que este año se cumple el 25 aniversario de la incorporación efectiva de las mujeres a la Guardia Civil, hito "fundamental" en la igualdad de sexos y en la incorporación de la mujer a la vida laboral.

Igualmente, ha destacado la labor de las unidades Emume en la lucha contra la violencia de género, "verdades lacras de la sociedad"; del Sector de Tráfico, que ha evitado "cientos de accidentes"; Seprona, por su defensa del patrimonio, y el empeño de otros servicios como los Grupos Roca, Policía Judicial o Grupos Rurales de Seguridad.

Por todos estos cuerpos de la Guardia Civil y por la mejor de su eficacia, Ruiz Medrano ha manifestado el compromiso de Gobierno por mejorar los equipos y la tecnología necesarias para luchar contra los nuevos modelos de criminalidad, así como en las reformas legales necesarias.

Sacrificio "supremo"

Asimismo, el delegado ha significado el sacrificio "supremo" de entregar la vida por el deber de muchos de los agentes de la Guardia Civil a lo largo los 170 años de vida de la Institución. Y es por ello por lo que se ha dirigido a sus familiares y amigos, para mostrarles "eterna gratitud".

En este sentido, al igual que el teniente coronel de la Comandancia de Valladolid, Juan Miguel Recio, ha recordado a los tres agentes fallecidos el 24 de agosto durante una misión de rescate en Picos de Europa, en la provincia de León.

Y es que, a su juicio, la presencia de la Guardia Civil en el mundo rural alcanza una "especial" dimensión en la Comunidad, hasta el punto de que todos los esfuerzos realizados por las administraciones serían "infructuosos" sin la presencia de la Benemérita.

Finalmente, ha destacado el papel por la defensa de las libertades y de las instituciones democráticas de la Benemérita en un periodo de crisis que afecta a los pilares básicos de España. "La propia Guardia Civil no es ajena al esfuerzo de austeridad y debe alcanzar sus objetivos con unos medios más limitados", ha puntualizado.

"Su ejemplo de generosidad y de eficacia debe servirnos para saber que, aunando esfuerzos, podremos salir adelante superando cualquier obstáculo", ha asegurado el delegado antes de trasladar el agradecimiento de la sociedad de la Región por "el trabajo bien hecho".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.