Los Mandos de Bomberos de Asturias han anunciado este domingo que mantendrán su encierro en la base del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPE) en La Morgal, tras reunirse esta tarde con el consejero de Presidencia, el socialista Guillermo Martínez.

En un comunicado remitido a los medios, el representante de los mandos, Pablo López, ha desmentido "rotundamente" que detrás de sus reivindicaciones haya motivos económicos, tal como afirmó este mismo domingo el consejero en declaraciones a los medios.

A la reunión acudieron además de Martínez y los mandos, el Director de Seguridad, José Luis Villaverde y el Gerente del SEPA, Antonio del Corro. Los jefes de zona de Bomberos de Asturias se han mostrado "agradecidos" por que hayan querido "tratar de solucionar el problema", pero según han indicado, los responsables de 112 Asturias "no han aportado ninguna solución al respecto".

En este encuentro, Martínez habría ofrecido a los mandos la apertura de negociaciones sobre mejoras laborales y salariales, a fin de que suspendan el encierro. No obstante los jefes de servicio han rechazado este extremo porque estos aspectos "han de negociarse en el marco legal establecido, en la mesa de negociación colectiva".

Ante la reunión fallida, los mandos han decidido continuar con su encierro, iniciado el pasado viernes, para seguir denunciando la falta de personal que les afecta, que "hace imposible la adecuada atención de las emergencias que acontecen día a día en el Principado de Asturias".

Así, han agradecido "el interés mostrado", pero han lamentado "que traten de desvirtuar el problema real desviando la atención a una cuestión meramente económica".

Consulta aquí más noticias de Asturias.