Decenas de miles de personas (38.000 según la Guardia Urbana —8.000 más que el año pasado—) se concentraron este domingo a mediodía en Barcelona con motivo del Día de la Hispanidad a favor de que Cataluña siga unida a España, convocados por la plataforma contraria a la independencia Societat Civil Catalana y con el apoyo de los dirigentes del PPC, Ciutadans y UPyD.

La concentración, que se celebró a menos de un mes de la eventual consulta soberanista que quiere celebrar la Generalitat, pese a la suspensión del Tribunal Constitucional, se desarrolló en la céntrica plaza de Catalunya en un ambiente festivo bajo el eslogan de los convocantes '12 d'octubre, l'Espanya de tots' (La España de todos).

El lema de la manifestación era '12 d'octubre, l'Espanya de tots'

Societat Civil Catalana y los partidos que dan apoyo a la manifestación buscaron una demostración de fuerza de la que denominan la "mayoría silenciosa" de Cataluña, contraria a la independencia y favorable a que Cataluña siga unida a España.

En la concentración, repleta de banderas españolas y catalanas, participaron la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho; el líder de Ciutadans, Albert Rivera; y, entre otros, los dirigentes de UPyD Toni Cantó y Ramón De Veciana.

Al inicio de la manifestación, el PPC ha desplegado una bandera española y catalana gigante entre el Paseo de Gràcia y Rambla de Catalunya y se puede ver a muchos militantes y simpatizantes populares portando camisetas azules con el lema del partido 'Gente legal'.

Muchos manifestantes portan también carteles con lemas como "Cataluña somos todos en libertad", "El victimismo, un chollo: la culpa es del otro", "Pujol y Mas roban de más", "Tender puentes, no muros" y "Estrellar Cataluña, no".

Buen tiempo y un incidente

Si bien las previsiones meteorológicas pronosticaban lluvias para el domingo por la mañana en Barcelona, finalmente se impuso el buen tiempo y muchos de los paraguas con la bandera española que se han desplegaron sirvieron para dar sombra a los manifestantes ante las benignas temperaturas.

La concentración se desarrolló con total normalidad y en un ambiente festivo y familiar, aunque a primera hora de la mañana Societat Civil Catalana informó de un ataque vandálico a uno de sus autocares en Lleida, que se dirigía a Barcelona, por parte de una decena de encapuchados, que apedrearon el autobús.

Los Mossos han confirmado que el autobús de Societat Civil Catalana ha sido apedreado y que siguen investigando los detalles de lo sucedido en Lleida.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.