Así lo pide en una proposición no de ley, a la que ha tenido acceso Europa Press, que se debatirá próximamente en la Comisión de Fomento y Vivienda del Parlamento andaluz. En esta iniciativa los 'populares' también reclaman al Gobierno andaluz que "actualice y armonice el marco normativo idóneo para permitir la reconversión y reactivación del sector de la construcción, encontrando nuevos ámbitos de actuación, en concreto, en la rehabilitación edificatoria y en la regeneración y renovación urbanas, con especial atención a las barriadas degradadas".

Junto a ello, solicitará que también se fomente "la calidad en la construcción, la sostenibilidad y la competitividad, tanto en la edificación como en el suelo, en línea con el marco normativo europeo, en relación con los objetivos de eficiencia, ahorro energético y lucha contra la pobreza energética".

Principalmente, según esgrime en la exposición de motivos el PP-A, porque el decreto ley de impulso de la construcción sostenible del Ejecutivo autonómico y el plan marco de vivienda, "aún sin aprobar definitivamente, constituyen estrategias puntuales que carecen del carácter global, que debe inspirar un cambio de modelo urbanístico".

Los 'populares' creen que la "crisis inmobiliaria ha puesto de manifiesto el consumo irresponsable del suelo y la existencia de un importante número de viviendas nuevas" y que eso "ha frenado en seco la producción inmobiliaria de nuevas viviendas", propiciando "una mirada a la ciudad sostenible".

Sin embargo, según lamentan desde el PP-A, pese a que el Gobierno de la Nación aprobó en 2013 una Ley de Rehabilitación que promovía que los poderes públicos, dentro del ámbito de sus competencias, formularan normas similares para la cohesión territorial, la eficiencia energética y la complejidad funcional, lo cierto es que la Junta de Andalucía se ha limitado al decreto ley de impulso de la construcción sostenible, así como "a un plan marco de vivienda, aún sin aprobar definitivamente".

"Ambos constituyen estrategias puntuales, que carecen del carácter global, que debe inspirar un cambio de modelo urbanístico", critican los 'populares', quienes advierten de que "son muchas las barriadas degradadas en el interior y en la periferia de las ciudades andaluzas que no encuentran soluciones eficaces en el actual marco legislativo andaluz".

A juicio del PP-A, la rehabilitación, regeneración y renovación urbanas deben "determinar áreas que permitan aplicar políticas integrales que contemplen intervenciones no solo en el ámbito físico-espacial, sino también en los ámbitos social, económico, ambiental y de integración de la ciudad".

Por eso, reclaman operaciones que permitan estrategias de construcción sostenible a escala de ciudad y de barriada, superando la vivienda individual, optimizando con ello los esfuerzos y multiplicando los resultados. "Esta actividad, globalmente entendida, no solo es susceptible de atender los objetivos de eficiencia energética y de recuperación económica, sino también de contribuir activamente a la sostenibilidad ambiental, a la cohesión social y a la mejora de la calidad de vida de todos los ciudadanos, tanto en las viviendas y en los edificios como en los espacios urbanos", puntualizan.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.