Investigadores consiguen crear un compuesto capaz de rayar el diamante

  • La utilización del diamante para uso industrial es problemático.
  • Existían materiales similares, pero de creación muy costosa.
  • El diboruro de renio no precisa de grandes presiones.
Diboruro de renio en polvo y como compuesto sólido (Foto: UCLA).
Diboruro de renio en polvo y como compuesto sólido (Foto: UCLA).
UCLA

Bajo el complicado nombre de "diboruro de renio" se esconde un material que amenaza con quitarle el trono de la dureza al mismísimo diamante.

Hasta la fecha el diamante es el material más duro que se conoce, en base a lo cual se utiliza como abrasivo y como herramienta para cortar otros materiales de gran dureza en la industria convencional; no obstante, al margen de su elevado precio, existen otras complicaciones para su utilización, tales como que no puede emplearse para cortar nada que contenga hierro, puesto que al hacerlo genera carburo de hierro, que daña la hoja del diamante.

Los investigadores han logrado crear a lo largo de los años diferentes compuestos de dureza similar, pero para cuya creación hay que ejercer grandes presiones, lo que hace que el proceso sea muy costoso y con múltiples inconvenientes.

Enorme dureza y creación sencilla

Pero los problemas de los investigadores pueden haber llegado a su fin gracias al diboruro de renio, un compuesto que tiene una enorme densidad de electrones y unos fuertes enlaces covalentes -es decir, los lazos que se crean cuando varios átomos comparten sus electrones-, lo que hace que compita en dureza con el diamante sin los problemas que éste ofrece, tal y como han averiguado investigadores de UCLA .

Tal y como relata la revista científica Nature, los materiales difíciles de comprimir lo son porque contienen una gran cantidad de electrones, que repelen a otros electrones, lo que hace necesarias enormes presiones para unir compuestos; la particularidad de este material es que, pese a la densidad que tiene, no precisa de esta enorme presión para ofrecer
una dureza de unos 48 gigapascales, lejos de los casi 100 del diamante, pero suficiente como para competir con el que hasta ahora era el segundo en cuestión: el nitrito de boro.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento