Temblores, grietas y ruidos en casas por el limitador de velocidad

  • La calle Saragossa soporta el tráfico de los autobuses y camiones.
  • La carretera general está cortada por las obras del metro.
Cola de coches para pasar por encima de una de las bandas rugosas de la calle Saragossa.(Hugo Fernández)
Cola de coches para pasar por encima de una de las bandas rugosas de la calle Saragossa.(Hugo Fernández)

Tres bandas para reducir la velocidad en la calle Saragossa de Badalona se han convertido en un suplicio para los vecinos.

Temblores, pequeñas grietas y un ruido "insoportable" son el pan de cada día cuando camiones y autobuses pasan encima de estos reductores.

"Tiembla todo el edificio y hace mucho ruido", asegura José Gutiérrez, vecino del bloque de pisos que está delante de los reductores.

Desde hace más de un año

Desde hace más de un año, la calle Saragossa soporta parte del tráfico de la carretera general que está cortada por las obras del metro. Además, diversas líneas de autobús han sido desviadas a esta vía, así como los camiones.

"Pueden llegar a pasar cuatro autobuses seguidos", se lamenta Montserrat Sala, otra vecina que afirma estar preocupada porque en algunos pisos de su edificio han aparecido "las primeras grietas y desperfectos".

"El ruido y los temblores empezaron hace unos tres meses, cuando instalaron estas bandas", explica Carlos Soler, secretario de la comunidad de vecinos. "Hemos pedido al Ajuntament que los quite, pero aún no nos han contestado", añade.

Trànsit desaconseja los reductores

Un dossier técnico del Servei Català de Trànsit desaconseja los elementos físicos para limitar la velocidad en "vías utilizadas por las líneas de transporte público o con una fuerte presencia de tráfico de vehículos pesados".

Tampoco en calles que soporten un tráfico superior a 200 coches en hora punta. Los vecinos han pedido al Ajuntament de Badalona que ante estos consejos de Trànsit quite las bandas de la calle para reducir las molestias que sufren.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento