Desde el 1 de mayo ni un sólo vehículo volverá a pasar por la calle Rodríguez de Casso, que transcurre por el interior de este jardín, uno de los más importantes de la capital hispalense a nivel botánico e histórico.

El Ayuntamiento aprobó ayer en el Pleno cerrarlo al tráfico de nuevo justo después de Feria, el 1 de mayo. Ese mismo día la avda. María Luisa recuperará su circulación habitual. Volverá a tener dos carriles para los vehículos por cada sentido.

Con esta medida, los accesos al entorno del Prado comienzan a recuperar la normalidad que perdieron hace unos años con el inicio de las obras de la línea 1 del Metro en la avda. Carlos V y del tranvía en Puerta Jerez y San Fernando.