El juez declara en desacato a Argentina por intentar retrasar el pago a los fondos buitre

  • "El problema es que Argentina ha estado y está dando pasos en un intento de evadir partes fundamentales de sus obligaciones", ha dicho.
  • A pesar de la declaración de desacato, el magistrado norteamericano ha aplazado su decisión sobre la posibilidad de imponer sanciones al país.
Un argentino sostiene un cartel de denuncia a la salida del ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, en el consulado de Argentina en Nueva York (EEUU)
Un argentino sostiene un cartel de denuncia a la salida del ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, en el consulado de Argentina en Nueva York (EEUU)
Kena Betancur / EFE

El juez estadounidense Thomas Griesa ha declarado en desacato a Argentina por su intención de eludir el fallo que obliga al país a pagar antes a los fondos buitre que a los bonistas que se sumaron a las reestructuraciones de deuda pública de 2005 y 2010. "El problema es que Argentina ha estado y está dando pasos en un intento de evadir partes fundamentales de sus obligaciones", ha dicho en la audiencia que se ha celebrado este lunes en un tribunal del distrito de Manhattan.

A pesar de la declaración de desacato, el magistrado norteamericano ha aplazado su decisión sobre la posibilidad de imponer sanciones al país suramericano.

De esta forma, Griesa ha aceptado la petición de los fondos buitre, que a través de un escrito de 29 páginas solicitaron al juez estadounidense que declarara el desacato, argumentando que Argentina planea incumplir el fallo y aportando como prueba declaraciones del ministro de Economía, Axel Kicillof.

El ministro de Exteriores, Héctor Timerman, había advertido en una carta dirigida a Griesa que la cláusula 'pari passu', que exige la igualdad de trato a los acreedores, "no puede y no debe prohibir a un país soberano actos, incluyendo discursos de funcionarios políticos". "Más aún, las sanciones por desacato son ilegales bajo la ley y práctica internacionales y socavan la dignidad de los estados soberanos", reza la misiva enviada por el jefe de la diplomacia argentina, según ha informado el diario 'Clarín'.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, responsabilizó a Estados Unidos de la resolución del juez. "USA como Estado es el único responsable por las acciones de cualquiera de sus órganos, como la reciente decisión de su poder judicial", escribió la mandataria argentina en su cuenta de Twitter horas después de que se hiciera pública la decisión del juez.

"La decisión del juez Griesa no tiene ningún efecto práctico salvo proveer de nuevos elementos que sirvan a la difamante campaña política y mediática llevada adelante por los fondos buitre contra Argentina", agregó la mandataria.

Además, para el Gobierno argentino, la decisión viola el derecho internacional y emplazan al Gobierno de los Estados Unidos para que el litigio con los fondos especulativos se dirima en la Corte de La Haya.

"La decisión del juez municipal Thomas Griesa de declarar en desacato a la República Argentina es violatoria del derecho internacional, de la Carta de las Naciones Unidas y de la Carta de la Organización de los Estados Americanos", dijo la Cancillería argentina en un comunicado.

Argentina abonó los bonos reestructurados

La declaración de desacato se ha producido después de que una fuente del Banco Central de Argentina revelara que este martes se realizará un depósito de 200 millones de dólares (157 millones de euros) para hacer frente al vencimiento de los bonos reestructurados. Además, este informante de la autoridad monetaria ha detallado que el depósito se realizará en Nación Fideicomiso, que a partir de ahora reemplazará al Bank of New York Mellon como agente fiduciario en la deuda soberana argentina.

Se trata de la primera decisión del Gobierno amparada en la ley aprobada el pasado 11 de septiembre para que los acreedores de deuda reestructurada puedan canjear sus bonos por nuevos papeles con las mismas condiciones pero bajo legislación argentina. En anteriores ocasiones, Griesa ha aclarado que la norma jurídica sobre el cambio de jurisdicción de los pagos de la deuda pública es ilegal, amparando así las solictudes de los fondos de inversión estadounidenses.

La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ha insistido en que Argentina quiere "solucionar el cien por cien de los tenedores de bonos de deuda argentina, en forma justa, equitativa, legal y sustentable, pero también de manera definitiva".

La nación austral incurrió en 2002 en una cesación de pagos de unos 100.000 millones de dólares, deuda que se reestructuró en su mayor parte pagando menos de 30 centavos por cada dólar a los acreedores en 2005 y 2010. Una minoría de bonistas, a los que el 'kirchnerismo' se refiere como 'fondos buitre', optaron por demandar a Argentina en tribunales de Estados Unidos, donde obtuvieron un fallo favorable en su reclamo del pago total de la deuda.

Obviando este fallo, Argentina depositó en junio el dinero necesario para pagar a los bonistas de las reestructuraciones, pero Griesa bloqueó esos fondos para dar prioridad a los 'holdouts', lo que provocó que el país entrara en suspensión de pagos el 30 de julio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento