La vuelta a los orígenes

El proyecto ‘Abraza la tierra’ pretende atraer nuevos vecinos a los pueblos con una oferta de vida saludable y respetuosa con el medio ambiente.
Casa rural. (ARCHIVO)
Casa rural. (ARCHIVO)
Cambiar el asfalto, la polución y el paisaje metálico de la ciudad por un cielo limpio, caminos de tierra y noches a la luz de las estrellas. Esto es lo que han decidido más de 1.600 familias que, presionadas por el estrés urbano, se han acercado al proyecto Abraza la tierra, una iniciativa que pretende acoger a nuevos pobladores en el mundo rural. En la actualidad residen en los pueblos españoles alrededor de nueve millones y medio de personas, mientras que en el año 1950 la población rural era de más de 13 millones de habitantes, según datos del Libro Blanco de la Agricultura. Esto supone que los habitantes del medio rural han pasado de constituir el 48% a tan solo el 13% de la población española.

Trabajo entre regiones

Para frenar esta situación, el proyecto Abraza la tierra, de cooperación interterritorial, en el que participan diferentes grupos de acción local de las comunidades autónomas de Aragón, Castilla y León, Madrid y Cantabria, pretende mantener vivos los pueblos de la geografía española.

Este proyecto esta dirigido a las personas que quieran desarrollar su proyecto de vida en el medio rural. Según Carmen Comadrán, de Abraza la tierra, «el medio rural vive procesos de cambio que pueden revertir la tendencia de despoblación».

Casa rural y agricultura ecológica

Comerciar con productos tradicionales, montar una casa rural o la agricultura ecológica son algunas de las actividades que ya llevan a cabo los nuevos emprendedores que se han acogido a este proyecto de vida. Reciben información y asesoramiento sobre el proyecto empresarial, alquileres, servicios sanitarios, ocio..., además de un seguimiento mediante un tutor, una persona del pueblo encargada de facilitar la integración del nuevo vecino. Más información en pinchando aquí.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento