Agentes de la Guardia Civil, en colaboración con la Agencia Tributaria, han interceptado un cargamento de unas 100 armas, la mayoría de ellas cortas, que viajaban ocultas en un contenedor que estaba en tránsito en el puerto de Algeciras (Cádiz).

Fuentes del Instituto Armado han confirmado a Europa Press que la operación, de gran calado, "se mantiene abierta" ya que existen varios aspectos que están aún por determinar y que pueden aportar más novedades. De momento, las citadas fuentes sí han confirmado que el cargamento "procede de Estados Unidos" y que su destino era "Beirut" (Líbano).

Si bien, según fuentes de la investigación, las primeras pesquisas no vinculan este cargamento a movimientos terroristas, aunque la operación continúa abierta.

El contenedor, en cuyo interior se localizaron varios coches con armas, está siendo inspeccionado por los agentes y durante ese trabajo han ido descubriendo el armamento.

Por el momento, todo se lleva con el máximo sigilo, aunque la presencia de agentes, durante buena parte de la jornada, en las inmediaciones de la zona portuaria alertó de que algo se estaba cociendo.

En un primer instante se ha especulado con la posibilidad de que se tratase de armas de juguete, pero finalmente, y según las fuentes consultadas, se trata de "armamento de verdad", en su mayoría de las denominadas cortas, aunque también "hay de otro tipo".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.