La industria farmacéutica invirtió en España un total de 927,6 millones de euros en Investigación y Desarrollo en 2013, lo que supone un 4,6 por ciento menos con respecto al año anterior y algo más de 100 millones menos que en 2010, cuando se registró la mayor inversión de los últimos años (1.034 millones). Cantabria contó el año pasado con 3,9 millones de euros de inversión para I+D.

Así se desprende de los resultados de la Encuesta sobre Actividades de I+D que elabora cada año la patronal del sector en España, Farmaindustria, que atribuye este descenso a los "fuertes ajustes sufridos por el mercado farmacéutico en el periodo de crisis".

Pese a todo, según añaden, la inversión pone de manifiesto que el sector sigue firme en su propósito de liderar las inversiones en I+D industrial en España, como viene sucediendo en los últimos años.

De estos casi 928 millones de euros, el 59,3 por ciento (550,5 millones) va destinada a los centros de investigación de las propias compañías farmacéuticas. El 40,7 por ciento (377 millones) restante va destinado a contratos de investigación con hospitales, universidades y centros públicos de investigación.

Este tipo de inversión en I+D, denominada extramuros, es considerada por la industria como "fundamental para la investigación de nuevos fármacos y el desarrollo científico de estas instituciones". No en vano, desde 2003 la participación de gasto de la industria farmacéutica destinado a este propósito ha aumentado en más de cinco puntos porcentuales.

Por comunidades, Cataluña fue la región donde más invirtieron en I+D, hasta 87,3 millones, seguida de Madrid (78,4), Andalucía (34), Comunidad Valenciana (24,4), Galicia (14,4), País Vasco (9,1), Castilla y León (5,6), Aragón (5,2), Navarra (4,3), Castilla-La Mancha y Baleares (4,2 cada una), Canarias y Cantabria (3,9), Extremadura (3,7), Asturias (3,6), Murcia (3,3) y La Rioja (0,5).

Además, destinaron 86,9 millones a centros extranjeros, principalmente de Reino Unido (30,8%), Estados Unidos (24,9%), Alemania (23,3%) e Irlanda (10,2%).

CASI 500

Millones a ensayos clínicos

En cuanto a las partidas de gasto invertidas en I+D, la principal fue la dedicada a ensayos clínicos, con algo más de 457,1 millones de euros. La investigación clínica llevada a cabo por la industria farmacéutica ha aumentado a un ritmo anual del 5,9 por ciento en los últimos 10 años.

La mitad de esta inversión se dedicó a ensayos de fase III (53,7%), seguida de los estudios en fase II (21,2%), fase IV (15,7%) y fase I (9,5%).

Por otro lado, la investigación básica, clave para el avance científico, se posicionó en segundo lugar con una inversión de más de 121,1 millones de euros.

Tras esta estarían los 114,7 millones que se destinaron a farmacoeconomía, epidemiología y estudios de post-autorización; 88,6 millones a la investigación galénica; 55 millones a la investigación pre-clínica; y 45 millones al desarrollo tecnológico.

Menos personal pero más cualificado

El informe muestra además como también se ha reducido el personal destinado a tareas de I+D, pasando de 4.330 a 4.250 trabajadores, un 1,8 por ciento menos. En este caso, el pico máximo se alcanzó en 2009, cuando había 4.810 personas trabajando en este ámbito.

No obstante, la cualificación de este personal ha aumentado ya que en el último año el 83,8 por ciento de los empleos generados en I+D por la industria farmacéutica corresponde a titulados superiores (licenciados y doctores), cuando en 2003 apenas representaban al 65,9 por ciento de este personal.

Por otro lado, la encuesta constata el alza de la investigación en biotecnología, ya que el pasado año la industria farmacéutica invirtió 199 millones de euros en este tipo de investigación, lo que supone el 21,5 por ciento de la I+D farmacéutica en España.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.