El grupo ecologista GOB ha advertido este jueves que la fumigación de los pinares con Dimilin contradice el informe de sostenibilidad ambiental del plan de lucha contra la procesionaria. Según apuntan, este insecticida no es nada selectivo, por lo que se recomendó no utilizarlo a gran escala.

Así lo ha señalado en un comunicado, después de que el Govern haya anunciado su intención de fumigar a lo largo de los meses de octubre y noviembre más de 24.000 hectáreas de pinar en Mallorca, para luchar contra la cucaracha del pino o procesionaria —(Thaumetopoea pityocampa—.

El insecticida utilizado será el diflubenzuron, comercializado con el nombre de Dimilin, un inhibidor del crecimiento de los insectos, nada selectivo y de larga persistencia en el medio natural.

Esta actuación se enmarca en el Plan de control integral de la procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa) 2008-2011, prorrogado para el período 2012-2016.

Durante la tramitación de ese plan se elaboró el correspondiente informe de sostenibilidad ambiental (ISA), que con respecto a la opción de utilizar diflubenzuron en el tratamiento aéreo de los pinares se indicaba del impacto ambiental de su utilización.

"Dadas las características técnicas de esta materia activa, con efectos persistentes y sobre otras especies no diana, así como la experiencia de profesionales públicos y privados de todo el estado en el campo de los tratamientos con fitosanitarios a nivel forestal, no se recomienda esta alternativa a gran escala", dado que, "no es una alternativa con un impacto compatible y, por tanto, no es emprable a gran escala", han matizado al respecto.

Con todo, desde el GOB advierte que el diflubenzuron es un sistema efectivo para eliminar la procesionaria, "pero también muy efectivo para eliminar otras especies que no hace falta eliminar y que incluso son parásitas o depredadoras de la procesionaria".

Es precisamente por eso, por su persistencia y poca selectividad, que el uso del diflubenzuron "se ha descartado en algunos países y se descarta cada vez por más profesionales", han insistido al respecto.

Insta al govern a buscar alternativas

Por todo ello, desde el GOB han remarcado que el proyecto de fumigación a gran escala con diflubenzuron es ambientalmente "inconveniente", tal y como ya señaló el estudio de sostenibilidad ambiental del plan de control de la procesionaria, por lo que considera que la Conselleria "actúa de forma irresponsable, demostrando que se hace caso omiso de las recomendaciones ambientales establecidas incluso en sus planes de actuación".

Por último, han apuntado que la Conselleria debería optar por sistemas alternativos, que "quizá son menos efectivos a corto plazo pero sin duda también menos costosos ambientalmente y más convenientes a largo plazo, teniendo en cuenta que la procesionaria es un elemento invasivo del que nuestros pinares difícilmente se podrán deshacerse completamente nunca más, y por lo tanto nos conviene trabajar para que su población sea controlada por el propio funcionamiento de los ecosistemas".