La Diócesis de Cartagena está recuperando su aporte económico de las campañas del Domund a pesar de que la crisis persiste en la Región de Murcia. Si hasta 2009 la colecta del Domund en el Obispado rondaba los 500.000 euros, a partir de ese año fue bajando hasta su valor más mínimo, 330.000 euros en 2011,y ya en los dos años sucesivos "se ha vuelto a recuperar con cerca de 400.000 euros que se han podido mandar a las misiones desde la Región".

Según ha explicado en rueda de prensa el delegado diocesano de Misiones, José Luis Bleda, "hay que tener en cuenta que Murcia sufrió los graves terremotos de Lorca y la crisis en la Comunidad" es importante, "con familias sin ingresos fijos, con gente en paro o que tiene que volver a casa de sus padres".

Sin embargo, ha resaltado que a pesar de este escenario marcado por la situación de recesión económica "las familias de clase media-baja siguen dando para las misiones", a lo que se une el hecho de que Murcia "no es la región en la que más ha bajado el aporte del Domund".

Acompañado de la religiosa de las Hijas de la Caridad, sor Milagros, han presentado la campaña del Domund de este año, con el lema 'Renace de la alegría', sacado del mensaje del Papa Francisco en la Jornada Mundial de las Misiones, donde "se nos pide la alegría del misionero, de los que reciben el Evangelio y la alegría de Jesús porque la misión se realiza".

Tras recordar a los 141 misioneros de la Región que se encuentran repartidos por todo el mundo, Bleda ha puntualizado que en breve se incorporarán dos misioneros más. Se trata de un joven jumillano de 32 años que irá destinado a Argentina, y del párroco hasta hace unos días de Calasparra, que se irá a Honduras.

En cuanto al balance económico del pasado año, ha recalcado que fue un punto superior al de 2012, con 368.000 euros, de los que más de 5.800 los aportaron las madres mercenarias de Lorca en el Domund 2013.

Igualmente, ha resaltado la labor que desempeñan los profesores de Religión en general y los de los colegios rurales con sus aportaciones al Domund.

Las actividades del Domund 2014 arrancaránel 9 de octubre, a las 17.30 horas, con unas Vísperas Misioneras que realizan el Grupo de Oración y Amistad en la iglesia de Las Anas en Murcia, y que contará con el testimonio de un misionero.

El día 17 de octubre, a las 20.30 horas, en la parroquia San Pablo de Cartagena el Grupo Misioneros Parroquiales de Cartagena organiza la Vigilia de la Luz por las Misiones; y el día 19 se hará la colecta para las Misiones en todas las parroquias de la Diócesis de Cartagena.

Para concluir, el 20 de octubre, a las 21.00 horas, en la capilla de la Casa Madre de las Franciscanas de la Purísima de Murcia, el Grupo Franciscano Misionero realizará una Vigilia de Oración por los misioneros; y el día 24, a las 20.30 horas, en la parroquia San Juan Bautista de Archena, el Grupo Misionero de esta localidad desarrollará una Vigilia de Oración por las Vocaciones Misioneras.

Por su parte, sor Milagros ha contado su experiencia como misionera durante 35 años en Camerún, donde ha ejercido labores de matrona en una zona donde el 90 por ciento de la población es musulmana.

Ha recordado que en los años 70 "había mucha mortalidad de madres que daban a luz y a los recién nacidos se les dejaba al lado de la tumba de su madre y morían por la noche por las serpientes y demás animales".

Por ello, unos 20 años más tarde las Hijas de la Caridad crearon la Maternidad para los niños que se quedaban huérfanos. Y es que, según ha explicado, las 230 tribus que habitan en Camerún con 230 lenguas diferentes no conciben que una mujer no tengas hijos, ya que "su escala de valores es tenerlos hasta el máximo de que si tiene cinco hijos se la considera estéril". En este sentido, ha pedido "sensibilidad" para las aportaciones de este año a la campaña del Domund.

Consulta aquí más noticias de Murcia.