Jornada violenta en Brasil
Varios policías llevan el cuerpo de uno de los narcotraficantes. (Marcelo Sayo, EFE). EFE

Al menos diecinueve personas murieron este martes en dos enfrentamientos con narcotraficantes en Río de Janeiro, mientras las autoridades negocian la intervención de las Fuerzas Armadas para frenar la violencia en la ciudad.

Trece personas murieron en un enfrentamiento entre bandas de narcotraficantes en una céntrica zona de la ciudad, horas después de que un tiroteo entre policías y vendedores de drogas dejara otros seis muertos en un barrio de la zona oeste.

Río de Janeiro se ha convertido en una de las ciudades más violentas de Brasil por los constantes enfrentamientos entre bandas de narcotraficantes y los combates entre éstas y la policía o las "milicias", como se conoce a los grupos paramilitares que se enfrentan a los vendedores de drogas en las favelas.

Intervención militar

Los nuevos sucesos ocurrieron un día después de que el gobernador del estado homónimo, Sergio Cabral, se reuniera con los ministros de Justicia, Tarso Genro, y de Defensa, Waldir Pires, así como con los comandantes de las Fuerzas Armadas, para negociar la posible participación de militares en tareas de combatir al crimen.

Cabral pidió ayuda a las Fuerzas Armadas para que, por un periodo de al menos un año, los militares se encarguen de la seguridad en áreas aledañas a cuarteles y en las carreteras que cruzan el estado.

Las autoridades de Río de Janeiro esperan que el refuerzo militar comience antes de los Juegos Panamericanos que la ciudad organizará en julio próximo.

La solicitud del gobernador ya recibió el aval del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, pero depende de negociaciones para definir cuántos militares participarán en las acciones, cuál será su papel y en qué áreas actuarán.

Actualmente operan en el estado de Río de Janeiro unos 400 miembros de esa fuerza de policías de élite
Actualmente operan en el estado de Río de Janeiro unos 400 miembros de esa fuerza de policías de élite.

Enfrentamiento entre bandas

El hecho más grave del martes ocurrió en la favela del morro de la Mineira, a pocos kilómetros de la sede del gobierno regional y del sambódromo (escenario del desfile de las escuelas de samba), cuando un grupo de narcotraficantes intentó apoderarse de los puntos de venta de drogas de una banda rival.

El enfrentamiento a tiros se prolongó durante varias horas y, además de los trece muertos, dejó tres personas heridas, víctimas de balas perdidas, según la policía.

Los invasores al parecer son miembros del llamado Comando Vermelho (Comando Rojo), considerada una de las mayores organizaciones criminales de Brasil y que controla el tráfico de drogas en la mayoría de las favelas de Río de Janeiro.