La Fiscalía Anticorrupción ha intervenido bienes inmuebles en cinco municipios cordobeses dentro de la operación Hidalgo contra el blanqueo de dinero, según informa Efe. Se han realizado en la capital, Villaviciosa, Aguilar de la Frontera, Posadas y Almodóvar del Río. En la intervención policial se ha visto involucrado el despacho del abogado Rafael Cruz Conde, ubicado en Marbella, presuntamente implicado en el blanqueo de capitales.

Anticorrupción cree que el bufete, perteneciente a un miembro de una de las familias más conocidas de Córdoba, está relacionado con unas 800 sociedades a las que considera «meros instrumentos para ocultar la procedencia y titularidad de los fondos que manejan». El dinero provenía de «todo tipo de actividades delictivas», según la Policía.

En la operación también se intervinieron bienes inmuebles en Marbella y Estepona (Málaga), San Roque y Jimena de la Frontera (Cádiz), Madrid, Llanes, Rivadedeva (Asturias), Lérida, Tortosa (Tarragona), Estepa (Sevilla) y Villanueva y la Geltrú y Castellet y la Gornal (Barcelona). Además, también se practicaron registros en numerosos inmuebles de las localidades malagueñas de Marbella y Estepona; en Cádiz y en Amsterdam.

Han sido detenidas 21 personas, entre ellas tres notarios relacionados con Cruz Conde. Aún están pendientes de arresto ocho clientes suyos que se encuentran en paradero desconocido.

El ladrillo dispara los delitos

La Fiscalía Anticorrupción aumentó en 2006 en un 40% el número de causas judiciales en trámite en las que participó. Este crecimiento se debe al aumento de investigaciones en el ámbito de la corrupción urbanística, según indica la memoria del organismo presentada ayer. Los casos más destacados fueron los de Marbella (Operación Malaya) y el de Palma de Mallorca (caso Andratx).