La desaparición de la mayoría de los animales terrestres hace 65 millones de años se debió al impacto de varios meteoritos (y no uno solo, como se mantenía hasta ahora), así como por una actividad volcánica masiva y el calentamiento global de la atmósfera.

Un equipo de paleontólogos estadounidenses, suizos y alemanes llegaron a esta conclusión tras un estudio que vio la luz a finales de 2006 y que demuestra que el mundo siempre ha estado sometido a innumerables amenazas de todo tipo.

Riesgos encadenados que no son tan actuales como nos parecen. De hecho, el impacto de este material sobre la Tierra también provocó, según el catedrático de Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid, José Luis Sanz, un gran tsunami con olas de hasta 90 metros de altura mucho mayores que las que los últimos años se han cebado con Indonesia o Sri Lanka (de hasta cinco metros). Los meteoritos también dejan enormes nubes de polvo con efectos relevantes en el clima del planeta y el ozono, y que podrían repercutir a largo plazo.

Tsunamis que también podrían ser consecuencia del posible choque de un asteroide de unos 250 metros de diámetro que pasará muy cerca en 2029. La misión Don Quijote ya se ha puesto en marcha para evitarlo, enviando los satélites Sancho y Don Quijote para que desvíen su trayectoria.

Los grandes peligros actuales

Gripe aviar

"Podría haber una pandemia, pero es imposible hablar de probabilidades. De la virulencia del virus dependerán las consecuencias, aunque provocaría muchos más casos que con una gripe normal, y más víctimas. Hay que estar preparados para poder defendernos en el peor de los casos".

Qué hacer para evitarlo. Sería imposible evitarlo, pero ante el virus se trataría de controlar y aislar al máximo mientras se preparan vacunas.

Juan Ortín, Centro Nacional de Biotecnología (CSIC).

Cambio climático

"Ya es una realidad que se agravará con el tiempo si las causas no disminuyen. Aumentará más la temperatura, lo que hará que aumente también la del agua y el nivel del mar. Desaparecerían islas y especies y destruiría hábitats, como el del Ártico".

Asteroides

La mayoría pasan lejos de la Tierra, pero cuando se detecta que están próximos, se debe vigilar la trayectoria, ya que el impacto contra nuestro planeta tendría un efecto devastador en el clima y las formas de vida (el choque de una roca de 300 metros de diámetro tendría el resultado de 20.000 bombas atómicas).

Qué hacer para evitarlo. Al detectarlo la solución mantenerlos vigilados e intentar desviar la trayectoria de la roca mediante satélites.

Energía nuclear

Las consecuencias de un error o el mal uso de estas fuentes son nefastas. Dos millones de personas aún sufren los efectos de la contaminación radiactiva de la central nuclear de Chernóbil (1986) y el bombardeo sobre Hiroshima (1945) dejó 300.000 muertos.

Qué hacer para evitarlo. Dedicar estos recursos a fines pacíficos. Muchas naciones han solicitado el desarme nuclear en todo el planeta antes de 2020.

¿Sabías que...

... La posibilidad de que el asteroide Apophis choque contra la Tierra es de una entre 5.500?

... La gripe aviar ya se ha cobrado la vida de cerca de 30 personas en 2007?

... Más de 2.300 localidades ucranianas sufrieron los efectos de la contaminación radiactiva provocada en Chernóbil?