El motivo está en el baile  de espacios que realizan los programadores de las cadenas en busca de más espectadores, o para restar audiencia a la competencia.
Así, no es extraño que la recién estrenada serie Lobos (Antena 3), protagonizada por Sancho Gracia y Cayetana Guillén Cuervo, saltara de los domingos a los jueves tras ser barrida dos semanas consecutivas por la también debutante Aída (Tele 5). El poco éxito que está cosechando en su nueva ubicación hace que esté en entredicho su continuidad en antena.
Uno de los espacios más itinerantes es el que presenta José Corbacho, Homo zapping (Antena 3), que pasó de la noche del viernes a la del domingo, para volver finalmente a su ubicación inicial. Objetivo: competir con el nuevo CQC, que ha mantenido a Manel Fuentes en Tele 5. También cambió de día de emisión la serie El comisario (Tele 5). Pese a sus buenos resultados de audiencia, los chicos de Castilla (Tito Valverde) se han mudado recientemente de la noche de los martes a la de los viernes. Contrarrestan el éxito de ¿Dónde estás, corazón? (Antena 3).
Los pobres resultados conseguidos por Julia Otero en Las cerezas (TVE 1) hicieron que se retrasara su emisión en torno a una hora. Ahora va tras la serie documental Memoria de España.

Lucas cae en desgracia

El programa Esto es vida, que presenta Juan Ramón Lucas en TVE 1, tiene los días contados. Su baja audiencia (15,6 % de cuota de pantalla) provocará su cancelación en las próximas semanas. En su lugar, TVE prepara el concurso El impostor, en el que los participantes tendrán que descubrir de entre un grupo de invitados quién miente.