Manuel Valls supera la moción de confianza de la Asamblea Nacional francesa

El primer ministro francés, Manuel Valls, en la Asamblea Nacional francesa en París.
El primer ministro francés, Manuel Valls, en la Asamblea Nacional francesa en París.
Ian Langsdon / EFE

La Asamblea Nacional francesa dio este martes su confianza al nuevo Gobierno del primer ministro, Manuel Valls, con 269 votos a favor (por encima de la mayoría absoluta necesaria de 257) y 244 en contra.

El jefe del Ejecutivo, en la declaración de política general con la que se inició la sesión, destacó que se sometía a esta moción "por respeto a los franceses" y dijo confiar en superarla porque su política, aseguró "está guiada por los valores de la República".

Reclamar la disolución de la Asamblea Nacional y la dimisión del presidente es cuestionar las instituciones y querer debilitar al país en su conjunto, advirtió Valls, para quien "gobernar es resistir, aguantar, reformar".

Francia "decide por sí sola cómo actuar"

El primer ministro francés, Manuel Valls, advirtió a Berlín y Bruselas que Francia decide por sí misma cómo actuar en términos económicos y presupuestarios, y llamó a todas las partes a asumir su responsabilidad de cara al crecimiento de la zona euro. "El compromiso de Europa debe responder a las expectativas de la población, lo que impone un diálogo sincero entre Francia y Alemania. No pedimos ninguna facilidad. Francia decide por sí sola lo que debe hacer, pero el acuerdo es indispensable", dijo Valls ante la Asamblea Nacional francesa.

En la petición del voto de confianza al Gobierno salido de la última remodelación de finales de agosto, el jefe del Ejecutivo recalcó que "nadie puede ignorar" que "Francia y la zona euro afrontan una situación excepcional, una casi ausencia de inflación que nadie había anticipado, un crecimiento muy débil".

Todo esto "conduce a ingresos públicos menos elevados que los previstos", indicó Valls, dejando claro que "la acción para reorientar Europa es vital". "El ritmo de reducción de los déficit debe adaptarse en Europa. Apoyar el crecimiento en Europa necesita una política monetaria adaptada. Hace cinco meses, denuncié las consecuencias de un euro demasiado caro. Hubo muchas reacciones pero las cosas empiezan a moverse, hemos hecho que se muevan", aseveró.

Valls insistió en que la única vía para que Europa reencuentre un crecimiento "sólido y duradero" es a través de la inversión, y admitió que es necesario ese diálogo "exigente" con Alemania", porque el acuerdo entre ambos países "es indispensable para relanzar el crecimiento". El primer ministro anunció que tiene previsto entrevistarse con la canciller alemana, Angela Merkel, la próxima semana, y pidió que su mensaje sea escuchado y que ese país asuma sus responsabilidades, porque se trata de una "responsabilidad común".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento