El nacimiento de Ariana Jacqueline Premet el sábado pasado era aguardado con ilusión por su madre, Jorgelina García, de 19 años; su abuela, Silvia Alzugaray, de 38; su bisabuela, Teresa Martínez, de 54; su tatarabuela, Teresita Rodríguez, de 71, y la madre de ésta, Laura Villega, de 90 años.

La abuela, la bisabuela y la tatarabuela estuvieron en el hospital acompañando a Jorgelina desde su ingreso el sábado de madrugada hasta el parto a las 12.20 de la mañana, informó el Diario del Centro del País.

Laura Villega, de 90 años, recibió la noticia del nacimiento de su chozna (nieto en cuarta generación, hijo del tataranieto) "muy sorprendida y emocionada" en Buenos Aires, donde reside.

Dificultades para denominarla

Villega se convirtió así en trastatarabuela, cuatriabuela o cuadriabuela, términos creados por los especialistas en genealogía y aún no incorporados al diccionario español.

Más denominaciones aún son aplicables a su hija Teresita Rodríguez, que podrá elegir si prefiere que la llamen tatarabuela, tercerabuela, trasbisabuela, transbisabuela, rebisabuela, trasabuela o tresabuela.

"Todas hemos sido amas de casa. Gracias a Dios tenemos buena salud", declararon las integrantes del clan después del nacimiento de Ariana, quien además tiene cinco tíos, uno de ellos de ocho meses.